6/3/16


Contra todos los pronósticos, los Lakers vencieron por paliza a los campeones Golden State Warriors en el Staples Center el domingo por la tarde. Los de Steve Kerr llegaban con un descomunal balance de 55-5 (el mejor de la historia luego de 60 partidos), y los laguneros con bajas importantes (Lou Williams -rodilla- y Anthony Brown -pie-), pero nada de eso importó, ya que el conjunto de Byron Scott jugó una defensa formidable sobre los perimetrales de Golden State, para llevarse un triunfo inesperado y alucinante.

Fue la primera vez que un equipo con un balance menor al 20% de victorias vence a estas alturas de la temporada regular a un equipo con un de balance de al menos 90%, lo que convirtió este triunfo en el mayor batacazo de la historia de la NBA. 

Los Lakers dominaron de principio a fin, y llegaron a estar arriba hasta por 23 pts en el marcador, comandados por la dupla de jóvenes perimetrales conformada por D'Angelo Russell (21 pts, 5 asists, 4 robos, 3 rebs, 6/14 en TC y 3/7 en triples) y Jordan Clarkson (25 pts, 4 rebs, 2 robos 10/21 en TC y 4/6 en triples), que superaron por amplio margen a los 'Splash Brothers' por 46 a 31. 
Steph Curry solo anotó 18 pts, fallando 9 de sus 10 intentos de triple, mientras que Klay Thompson (15 pts) falló sus 8 intentos de tres, siendo esta la peor performance triplera de los Splash Brothers desde que juegan juntos.

Por su parte, Julius Randle agregó otro doble-doble a su historial, con 12 pts y 14 rebs, con 2 asists y 6/12 en TC, mientras que Draymond Green casi hizo un triple-doble (9 pts, 10 rebs y 9 asists), pero no logró capitalizar, y tuvo muchas dificultades defendiendo al versátil ala-pivot lagunero.

A pesar de las grandes actuaciones del prometedor trío de los Lakers, los grandes artífices del buen nivel del equipo fueron los suplentes, comandados por Marcelinho Huertas (10 pts, 9 asists, 1 robo, 1 tapa y 4/6 en TC en 27 minutos), Brandon Bass (13 pts, 7 rebs, 3 tapas y 5/7 en TC en 25 minutos) y Nick Young (13 pts, 2/5 en triples y 5/5 en TL). Los veteranos laguneros mantuvieron el ritmo del encuentro que habían establecido los titulares, y marcaron la diferencia con la garra y la entrega con la que fueron a cada pelota, sobre todo en el costado defensivo, permitiendo a su vez que se den jugadas espectaculares que animaron a una afición que pudo llevarse tacos gratis contra los campeones.

La producción colectiva de los Lakers fue impresionante: 41 rebs, 23 asists, 12 robos, 6 tapas y solo 11 pérdidas (contra 20 de Golden State). 

Increíblemente, los Lakers contuvieron de maravillas a Steph Curry, siempre evitándole tiros abiertos o cómodos. La defensa perimetral de los laguneros fue férrea y asfixiante, reduciendo a los Warriors a un miserable 4/30 en triples, el menor porcentaje de la temporada para ellos (13.3%).
Antes del partido, el coach Scott le había contado a la prensa que por primera vez en su carrera había dicho a los perimetrales que debían presionar al base rival desde la mitad de cancha, debido a la precisión con la que Curry lanza más allá de los 30 pies de distancia al aro. La consigna se cumplió a rajatabla, los laguneros cuidaron cada pequeño detalle, y lograron su victoria más sobresaliente de la temporada, y quizás en muchos años. 

Kobe Bryant, que no jugaba en el Staples Center desde el 2 de febrero, pudo jugar 24 minutos, anotando 12 pts (4/14 en TC), 2 rebs, 3 asists y 4/4 en TL. El equipo homenajeó al astro, vistiendo a todo el plantel con unas medias con su imagen y el número 24, algo con lo que Bryant bromeó después del encuentro: "Fue el poder de las medias," refiriéndose a la paliza aplastante contra los campeones.

Una tarde mágica en el Staples Center, con una victoria que dará que hablar y que sin lugar a dudas reforzará la química del plantel, permitiéndoles trabajar sobre estos aciertos a futuro. ¿Quién lo iba a decir? El baloncesto está lleno de sorpresas. Por eso nos apasiona tanto. Y por eso nos apasionan tanto los Lakers, que incluso en tiempos malos logran hacer historia: siempre recordaremos la victoria de este joven y errático plantel ante uno de los mejores equipos de todos los tiempos.

¿Qué te pareció?:

6 comentarios :

  1. Anónimo7/3/16 4:25

    Se juntó el gran partido Laker con la falta de intensidad de GSM, cuyos jugadores habían tenido la tarde-noche del día anterior libre por Los Ángeles y salieron la mayor parte de ellos a darse una vueltecita jeje... Encima el partido fue de mañana, se notó que los actuales campeones no estaban mentalmente al 100%.

    No obstante, que nos quiten lo bailao, una alegría este partido, además de que, GSW aparte, jugamos de maravilla y los jóvenes día a día rinden mejor. Aún me acuerdo, incluso en este blog, de aquellos gurús que criticaban la elección de Russell sobre la de Okafor, por los discretos primeros meses de D'angelo en la NBA (con apenas 19 años), pues que esos visionarios, que ahora se tapan como pueden, analicen el nivel de nuestro guardia, con 20 años cumplido hace días, en comparación con otros cracks actuales de la NBA a esa edad... tiene pinta de que Russell va para figura de las gordas. Hay motivos para ser muy optimistas.

    Tachenko.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo con todo. Tengo mucha confianza en Russell.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/3/16 9:48

    Lo he dicho en no se cuántas ocasiones y lo repito: lo importante no es cómo estaban en navidades o ahora, sino cómo acaben la temporada; que el talento de estos chicos se va a imponer a las tácticas de Scott... y ahí están, mejorando día a día.

    Lo de Russell es para frotarse los ojos y despertar. Impresionante. Pero Clarkson no se queda atrás. Ni Randle. Son tres chicos distintos, pero, cada uno en su sitio y en su estilo, formidables los tres. Pero es que además Nance, sin Randle por delante, se haría con un sitio de titular. Queda por ver a Brown; mala suerte su lesión. Pero es que, además, están ahí, infrautilizado, Black y completamente olvidado Upshaw.

    Sería conveniente darles a todos ellos la oportunidad de ganarse un puesto en el plantel del próximo año.

    Jesan

    ResponderEliminar
  4. Bueno, ni antes era para pedir repetir el draft por Russell, ni ahora para echarlo en cara a los dudosos. Hay que matizar que los Lakers ahora juegan sin presión. No se le debe poner toda la responsabilidad de estrella todavía. Paciencia.

    La base es buena, y ahora juegan liberados. A lo mejor hasta no es tan malo Scott y ha estado tanqueando, porque parece que en cuanto les ha dado un poco de vidilla y velocidad en el juego, el equipo está mejor. No creo que hubieran entrado en PO igualmente, pero desde luego no estarían donde están.

    Es ilusionante ver algunas fases de juego. Ojalá suban el nivel defensivo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Por que sera que creo que Byron Scott se va a terminar de ganar su puesto en estos últimos juegos? Quizás como dice Alvaro Spain, Scott estuvo tankeando al principio pero siempre enfocándose en los jóvenes para crearles alguna actitud que ahora vemos resultados, quizás, pero igualmente prefiero que venga Luke Walton, que esperemos haya quedado muy impresionado de manera de que venga el año que viene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El puesto de hc no debería ser de Scott por más que el equipo levante ahora que faltan menos de 20 juegos y estamos jugando sólo por el pick...los lakers han sido un desastre en ataque y defensa toda la Liga entera y eso es su responsabilidad

      Eliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.