18/3/16


 A la temporada le quedan 14 partidos, y el coach Byron Scott aún sigue probando alineaciones nuevas en cancha. Si bien ya no tocó más a los titulares, dentro de esos experimentos - o manotazos de ahogado porque sabe que su continuidad con el equipo pende de un hilo - podemos ver cómo algunos jugadores del plantel se ganaron un lugar a futuro.

Y como llega la etapa de sacar conclusiones, vale recordar el objetivo del dueño de los Lakers, Jim Buss: terminar la temporada con un núcleo de ocho jugadores. Si damos por contados a D'Angelo Russell, Jordan Clarkson y Julius Randle, estamos hablando de Larry Nance Jr., Lou Williams, Tarik Black, Marcelo Huertas y Brandon Bass.

"La segunda unidad hace un hermoso trabajo de simplemente salir a jugar, lo hacen entre ellos y dentro del sistema", dijo Scott sobre los suplentes laguneros.

Claramente no hablamos de estrellas, y hasta podemos debatir qué lugar ocuparían en equipos competidores. Son jugadores sólidos, que muchas veces rinden mejor que los titulares. El coach de los Lakers comparó a esta unidad con los titulares, sobre todo enfocándose en la inexperiencia del prometedor trío de Russell, Clarkson y Randle.

"Nuestra primera unidad tiene que aprender a hacer lo mismo, y si lo hacen, se darán cuenta cuán buenos son como equipo por encima de las individualidades", criticó duro Scott.

No hay dudas sobre que Nance fue la grata sorpresa de la temporada, así como la pasada campaña lo fue Clarkson. Junto a él está el jugador más consistente del equipo y el Sexto Hombre del Año reinante, Williams.

Con el resto, el tiempo lo dirá. Huertas comenzó siendo el hazmerreír de la liga, pero los últimos partidos demostraron que fue cuestión de tiempo para que se adapte, y si bien ahora no es un jugador elite, dejó en claro que puede aportar. Sino pregúntenle al mejor jugador del mundo, Stephen Curry.

La situación de Tarik Black sigue siendo un misterio, ya que el genio de Scott sigue prefiriendo probar a Randle con Nance y Bass y soñar con que dirige a los Golden State Warriors. Sin embargo, el joven centro oriundo de Memphis demostró más de una vez que tiene fundamentos y sabe defender, y retenerlo será clave para construir una defensa sólida.

Tanto Black como Huertas no tendrán equipo en la temporada baja, por lo que ahora se están jugando un contrato con los Lakers. Ambos serán agentes libres restringidos, y el equipo deberá igualar o superar ofertas de otros planteles si es que despiertan interés.

Por último tenemos a Brandon Bass, que en el verano estadounidense puede optar por salirse de su contrato y buscar mejores destinos en la NBA. Si continúa jugando en el nivel que lo está haciendo, no sería loco pensar que los Lakers se muevan fuerte para mantenerlo de su lado.

A este grupo de cinco jugadores podría sumarse Anthony Brown si se recupera bien de su lesión y trabaja más duro durante la temporada baja.

Si los Lakers se mueven de manera inteligente en la temporada baja, sabiendo aprovechar el espacio en la nómina salarial que deja el retiro de Kobe Bryant para mejorar el talento del plantel, que lo pide a gritos, quizás esta temporada sí haya dejado algo bueno: un grupo de jugadores que ya logró una buena química juntos y que demostró jugar bien.

Esta vez la gerencia sí deberá cuidar a sus jugadores, ya que podrían formar parte y ser protagonistas del regreso de los laguneros a los grandes escenarios.

¿Qué te pareció?:

1 comentario :

  1. perdimos a bazemore por esperar a carmelo y a Davis por esperar a aldridge.
    a quien perderemos este año por esperar a durant?? a bass?? a Black?? clarckson?? no me extrañaría uno de ellos .... o todos.
    ojala la gerencia aprenda del pasado y los amarren a largo plazo.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.