20/11/15


A sus 37 años, y cumpliendo 20 temporadas en la NBA, Kobe Bryant está siendo el gran tema de debate para los fans laguneros. En nuestro último podcast nos preguntamos si no le está haciendo más mal que bien al equipo, con su cantidad de tiros al aro (promedia 16.4 intentos de campo, entre los 25 primeros de la liga) y su pésima eficacia con estos (33.6% en TC, el segundo peor porcentaje en toda la NBA junto a Trevor Ariza), mientras sigue la incógnita sobre si esta será o no la última temporada de su carrera. 

Aunque recientemente dio a entender que, en efecto, esta podría ser su última campaña, el jueves en una entrevista con el coach Mike Krzyzewski en su programa 'Basketball & Beyond' para SiriusXM Radio, Bryant dio un panorama al respecto:
"Si algo cambia, volveré y jugaré una temporada más. Si no cambia algo, entonces esto es todo para mí."

Si bien el astro angelino se puede estar refiriendo a la actualidad del equipo, que arrastra un comienzo de 2-9, también podría estar haciendo alusión a la forma en que la gerencia está encarando la situación. 

Por tercer verano consecutivo, los Lakers no pudieron armar un plantel competitivo y están apostando a una lenta reconstrucción basada en prospectos jóvenes, con las esperanzas puestas en el desarrollo de Julius Randle, Jordan Clarkson y en especial el pick #2 del Draft 2015, D'Angelo Russell
Sin embargo, la falta de un esquema de juego sólido por parte de Byron Scott y su staff técnico, sumado a las malas decisiones para manejar los minutos y dejar todo en manos de la añeja estrella del equipo, se traducen en que una vez más los angelinos están entre las cinco peores eficiencias defensivas de toda la NBA y entre los cinco equipos que menos asistencias promedian. 

La franquicia lagunera apunta a tener una buena campaña para el verano próximo ir tras algún agente libre que revierta la situación, y este sería el "cambio" al que se refiere Bryant. Eso, o tal vez que el staff técnico comience a dar señales de que la prioridad será desarrollar a los jóvenes -y no ganar, como dijo Scott- para lograr ser más competitivos a corto plazo. 

Y decimos que podría ser esto último, ya que además, en la mencionada entrevista, el cinco veces campeón mencionó que su mayor tarea esta temporada está siendo ayudar a los jóvenes a progresar. 

"Por supuesto que me gustaría ganar otro campeonato (antes de retirarme), pero mi responsabilidad actualmente es pensar por fuera de lo que yo quiero," sostuvo Kobe. "Mi responsabilidad es con estos jóvenes jugadores, porque cuando yo llegué a esta liga, alguien tuvo que enseñarme. Alguien tuvo que ser mi mentor. Entonces es mi responsabilidad hacer lo mismo por ellos.
Para Julius, Jordan y D'Angelo, así como para otros de nuestros jóvenes, es mi responsabilidad tratar de enseñarles las cosas que aprendí a esa edad y tratar de ayudar en su curva de aprendizaje."

No queremos tergiversar los dichos de Bryant, pero solo basta pensar un poco para atar cabos. Para que los Lakers tengan una buena campaña y puedan atraer mejores jugadores en la próxima Agencia Libre, deben empezar a mostrar mejoras en su forma de jugar, y en el mejor de los casos, ganar más partidos; para eso, deben enfocarse en desarrollar a sus jóvenes talentos; y para que esto último pase, el staff técnico debe hacer un mejor trabajo manejando los minutos del plantel y empezar a jugar con un sistema concreto. Una cosa lleva a la otra, así que quizás no estemos muy alejados en cuanto a nuestra concepción del "cambio" que pide Kobe. 

Es la primera vez que Bryant se muestra en una sintonía diferente a la del coach Scott a la hora de dar declaraciones a la prensa. Quizás por haber estado hablando con el técnico que lo llevó a conquistar dos medallas de oro y para el que quería jugar en Duke, de haber ido a la universidad. 

De cualquier manera, lo importante es que el astro angelino ha dado el primer paso para que la gerencia comience a repensar el enfoque para el resto de la temporada y el futuro inmediato. El silencio en el que están sumidos Mitch Kupchak y Jim Buss respecto al horrible comienzo de temporada del equipo da a pensar que están esperando a que las cosas avancen un poco antes de salir a bajar línea, como ya han hecho en casos anteriores. 

Lo cierto es que la prioridad de Scott está siendo ganar, y después desarrollar a los jugadores, y ninguna de las dos cosas están sucediendo. Hasta este jueves, eso sólo significaba un comienzo lento en la carrera de Russell y otro año para los Lakers siendo un equipo de Lotería. A partir de ahora, también significa que Bryant decida retirarse, y no -como seguramente querrán muchos fans- seguir aunque sea un año más. 

¿Qué te pareció?:

8 comentarios :

  1. Lo de Lakers no se entiende, un record negativo en 2 años y al parecer sin un cambio cercano, un técnico que no sabe qué hacer con el equipo con cambios inexplicables y costumbres de otra época que hacen merma en la confianza de los jugadores y de los aficionados. Es hora de que la gerencia reaccione frente a esto, están ante una oportunidad única de formar algo similar a los Warriors en el sentido de crecimiento como equipo y posiblemente a marcar la ruta de la NBA por algún tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo dije yo, que kobe se retire depende de lo que hagamos este año. Jugando a nada, sin esquema y apenas defendiendo no se va a querer quedar. Igual que nadie va a querer venir. Y lo peor es que la gerencia no lo ve, nos va a tocar tragar m***** hasta 2018 que se vaya esta gerencia si cumple su promesa. Estos ultimos años nos han acostumbrado a esto,l y ya apenas reaccionamos, cuando nosotros somos Los Angeles Lakers y deberiamos ser mas exigentes con esta gerencia.

    Siempre me hubiera gustado ver a Kobe en un equipo competitivo donde no todo dependa de el, donde no tenga esa presion en sus hombros. Por desgracia eso solo lo podemos ver cuando juega con la seleccion estadounidense, porque aqui no se lo van a armar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que queria decir es que la falta de proyecto es en resumen tanto culpa de la gerencia como del entrenador. No hay rumbo ahora mismo, ni se juega a nada, ni se desarrolla a los jovenes y la gerencia no parece tener ni fuerza ni ganas para dar un golpe en la mesa y reconducir esto.

      Desde fuera los FA ven un barco sin rumbo y nadie que quiera ganar va a querer venir. Si bien tenemos mucha calidad entre la tripulacion, sin nadie dirigiendo solo naufragaremos. Y kobe piensa igual que cualquier FA ajeno, seguro que el esta loco por quedarse otro año si viese un atisbo de esperanza, pero el hombre estara harto de tener que pelear para sacar algo en un proyecto tan mal llevado.

      Eliminar
  3. La responsabilidad es colectiva, cada uno en lo suyo.
    Los propietarios han heredado el hombre de todo un señor que hizo leyenda y quieren seguir dando la talla de su padre. Pero está claro que no pueden. Ese querer y no poder significa malas decisiones en cuanto a la planificación de los elementos básicos sobre los que se fundamenta un proyecto: el general manager, el coach, quiénes van a liderar el equipo...
    Y ahí tenemos tres errores: primero, el GM no es capaz de revertir la situación. Elige buenos jóvenes, pero no acierta en la agencia libre. Y en cuanto al coach, ¿qué decir?
    Segundo, el entrenador no da una a derechas en cuanto a los objetivos que lakers se deben fijar a medio plazo (ser completitivos) ni a corto (formar un equipo), ni a la dirección del grupo de jugadores (Russell, clarkson, Randle, Nance, Brown...) que harán posible ese futuro a medio plazo;
    y tercero, los jugadores, que no tienen una imagen clara de qué tienen que hacer en la cancha cada segundo de juego, ni en un costado ni en otro, lo cual es resultado de la incompetencia de Scott, de la inexperiencia de algunos y de la falta de referencias de otros.
    Y entre los jugadores, Kobe, que, aún a pesar de que su cuerpo ya da poco de si, quiere seguir siendo tan competitivo como lo ha sido siempre. Es algo visceral, por mucho que la razón le indique que debe hacerse a un lado y dejar paso al futuro, no puede, no sabe dejar de tomar las decisiones.
    Russell, con un grandísimo talento y una mayor velocidad mental, pero aún falto de experiencia en la máxima competición, al que se le están negando los minutos que realmente te hacen madurar. Otra cosa en contra de Scott. Pero, volviendo a Russell, quizás debiera haberse quedado un año más en la Universidad, a fin de hacerse físicamente más. O quizás haya que darle ese año de margen para que se haga y madure. Pero lo que Scott hace es ni lo uno ni lo otro.

    Pero, volviendo a Kobe, que este artículo iba de él. ¿Qué quiere que cambie para quedarse? Supongo que querrá un equipo competitivo, uno capaz de llevarlo no a ganar un anillo, pero si a seguir batiendo records que lo aúpen sobre Jordan, la gran motivación de toda su vida: puntos, asistencias, rebotes, minutos jugados.... lo que sea, pero colocarse por encima de Jordan y de todos los demás en todo lo que pueda.

    Aunque mientras tanto lo lakers languidezcan...

    Jesan

    ResponderEliminar
  4. Un ttema fuera de contexto pero que me interesa porque yo fui quien apoyaba esa adquisición que opinan de RONDÓ? me parece hundiera sido una buena contratación pero muchos aquí no lo quisieron y para mi por desgracia tampoco los lakers

    Mark

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, Rondo deberia haber sido el 1 fichaje de Lakers este verano, ahora tendriamos a un base top.

      Eliminar
    2. Opinamos que Rondo está teniendo lo que en EEUU llaman "empty stats" (estadísticas vacías). Esos triples-dobles son puro número, son engañosos. No está llevando a nada a los Kings. De hecho, si miras las estadísticas de eficiencia, los Kings juegan mejor cuando Rondo está en la banca (por su nulo aporte defensivo). Ficharlo a él hubiese sido hipotecar el futuro de la franquicia en una posición que impera en la NBA.

      A Rondo le quedan como mucho 3 o 4 años en la NBA. A Russell, mínimo 12 o 13, con muchísimo potencial para explotar.

      Saludos!

      Eliminar
  5. Ignasi llorens20/11/15 14:55

    Yo no voy a decir nada malo de kobe, Dios me libre, pero lo cierto es q ya no nos debe quitar el sueño tanto si se va como si se qda... Lo q decida bienvenido sea, durante 20 años se ha ganado el derecho a decidir lo q quiere hacer... Ahora, lo q no puede hacer mr kupchak es idear el equipo en base a esta decision...
    El tiempo en q eramos aspirantes simplemente por la presencia de kobe ya pasó, asi q lo primero es dejar ya el tanking (cosa q va a pasar si o si ya q para 2017 i 2018 nuestras rondas son para phily i orlando sin restricciones, suponiendo q las bolitas nos sonrian en 2016)

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.