3/11/15


No es secreto que Kobe Bryant jugó horrible ante los Mavs en la derrota del domingo. El astro angelino lanzó para un paupérrimo 3/15 en TC, y actualmente está promediando casi 10 intentos de triple por juego en lo que va de la temporada. Después de la caída por diez puntos ante Dallas, Bryant se mostró muy frustrado al hablar con la prensa.

"Malditamente apesto, no puedo encestar un maldito tiro," sostuvo Kobe, agregando: "D'Angelo (Russell) y los demás muchachos me están consiguiendo la pelota, haciendo grandes pases. Es su trabajo facilitar y mi trabajo terminar, pero no estoy encestando un maldito tiro. Estoy teniendo los tiros que quiero, pero no puedo meter un tiro. Apesto. Soy el jugador #200 actualmente."

La frustración fue tan evidente que el coach Byron Scott le dio el día libre durante el lunes, sugiriéndole que esté con su familia y se relaje en vez de tener el baloncesto en su cabeza. 

"Estaba muy enojado con él mismo, así que le dije, 'alejate del gimnasio hoy'," contó Scott después de la práctica del lunes. "'Sólo pasa tiempo con tus niñas y tu familia, mantén tu cabeza lejos del baloncesto por 24 horas -lo cual dudo que pueda hacer- y después regresa fresco, así partimos desde ahí'." 

Si esto es bueno o no para un jugador, está por verse. A LeBron James le sentó bastante bien la veintena de partidos sabáticos la temporada pasada, y hay algunos otros casos como las estrellas de los Spurs. Sin embargo, no pasa por ahí la situación, sino el hecho de que Bryant está teniendo rienda suelta en la ofensiva, cuando ya no debería tenerla, o al menos debería tenerla pero con un control por parte del staff técnico.

La relación Byron-Kobe le está haciendo mal a la reconstrucción

Partamos del hecho de que Byron Scott, desde su llegada, ha sido el fanboy más grande de Kobe, y en su mente todavía dirige a la Mamba Negra de hace 5 o 6 años. Scott es el primero que debería darse cuenta de las limitaciones de un Bryant que, a sus 37 años y viniendo de tres lesiones gigantes, está tirando 4 triples más por partido que hace 10 años, cuando fue el campeón anotador de la NBA con 35 ppp y 6 intentos detrás de la medialuna. 

Lo que alarma es que Kobe diga "Estoy teniendo los tiros que quiero," porque eso significa que él piensa que puede ser un tripleador para este plantel, cuando nunca lo fue (sí, siempre conectó grandes tiros, pero creados por él mismo, nunca como francotirador asentado), y menos ahora con 37 años y la mayoría de sus tiros siendo dificultados por la defensa. 

Muchos -incluyendo a Scott- le atribuyen esta situación a la lesión de pierna que sufrió en la pre-temporada. Si hacemos memoria, Kobe estaba teniendo muy buenos tiros (sobre todo cercanos al aro, lo cual ahora no está haciendo) en los primeros partidos, pero luego de su choque de rodillas con Kosta Koufos no fue el mismo. 

Si a eso le sumamos las rotaciones automáticas de Scott, la situación empeora, porque no hay realmente un acompañamiento de un staff técnico para con el veterano estrella del equipo. Solo basta mirar la excelente selección de minutos del staff de Rick Carlisle con Dirk Nowitzki. El domingo, el power forward alemán anotó 25 pts y encestó 10/13 en TC en casi 30 minutos, con un gran cuidado en su tiempo en cancha por parte de Carlisle, quien lo sentó en los últimos 2:27 a pesar de que el partido todavía no estaba del todo definido. 

Por su parte, Scott dijo tener un plan para descansar a Kobe durante esta temporada, y remarcó que no espera que el escolta veterano juegue los 82 partidos de la temporada.

"Creo que si logramos que juegue 60 partidos o algo así, ya será genial," sostuvo el coach lagunero. "Todavía no miré el calendario para ver esos partidos de descanso. Lo estoy tomando un partido a la vez." 

Si sacamos el factor profesional, si tan buenos amigos son y tanto aprecio se tienen, Kobe debería estar abierto a escuchar a Byron, y al parecer así es. Sin embargo, estamos hablando del coach que el año pasado se sobrepasó con la economía de minutos de un jugador de 36 años que venía de dos grandes lesiones, incluso cuando ese jugador -que tiene a su coach como un gran mentor desde su año rookie- decía públicamente que estaba jugando más de lo que tenía esperado.

Pero el problema es la fantasía y la excesiva apreciación, cuando un coach no puede salir de su concepción personal y no quiere o no sabe cuidar a su mejor jugador. 

Y aquí es cuando pasamos a otra cosa que también alarma:


Así es. Byron está bien con la selección de tiro de Kobe. Y le da el día libre porque "está enojado consigo mismo." Los Lakers tienen un gran coach. 

"Él ya llegará al Kobe que todos conocemos. Solo van tres partidos de la temporada, es muy temprano," concluyó Scott. 

Todo dicho, ¿no? 

¿Qué te pareció?:

14 comentarios :

  1. Oh, dios mío.........:-( :-( :-(

    Se están jugando el hambre con las ganas de comer. Uno no sabe medirse y el otro no sabe imponerse.

    ResponderEliminar
  2. Intento encontrar algún artículo de opinión de L.A. y no lo veo. ¿No hay nadie por ahí? ¿Somos los únicos "raros"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo estoy leyendo un análisis en Bleacher Report sobre las rotaciones de los Lakers. No estamos solos.

      Eliminar
    2. Dame el enlace por favor para leerlo

      Eliminar
    3. Busca en google "building a better rotation for the Lakers". No tiene pérdida. Un saludo.

      No pide la dimisión de Scott, pero le dice alguna cosilla.

      Eliminar
  3. Ganas de ahorcar al CABEZA DE HUEVO... gggrrrrr

    ResponderEliminar
  4. Kobe lo que tiene que dedicarse a lo que hace mejor que es el jomper de media y jugar de espalda al aro

    ResponderEliminar
  5. Al no tener sistema es una pena kobe es kobe no ray allen tiene que postear no practicar para concurso de triples atraer defensas y desde ahí asistir y algún día alguna entrada a canasta

    ResponderEliminar
  6. Jabari a rechazado a los D-fenders y se propone "cruzar el charco", no sé si a Europa o a China.

    ResponderEliminar
  7. por cuanto perdemos hoy?... pueden dejar por acá algún link para ver el partido? gracias...

    ResponderEliminar
  8. Como técnico no puedes ser objetivo si tu dirigido es tu ídolo, si eres su fan más entrañable. Esta es la historia de Bscott y Kobe. El primero no tiene carácter y al segundo la arrogancia no lo deja ver que no es el mismo de antes y que no tiene que ser el héroe noche tras noche. Estos dos hombres (juntos) van a llevar a Lakers a otra temporada de récords, todos negativos. Sólo espero que hoy Mudiay no le por taparle la boca a Scott justo hoy. A veces pienso que cuando los rivales ven a los Lakers en el calendario se frotan las manos y esperan su noche. Ahora duele haber dilapidado la chance de haberle obtenido nuestra primera victoria ante Min, esa era, no sabes cuando vendrá. El calendario ha sido benévolo con nosotros. Qué pasará cuando se vengan los Warrior, los Spurts, Clippers,... Todos esos equipos que nos llevan años luz. Que Dios nos coja confesados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unas frases acertadas, César.

      Y sí, la verdad es que Scott le está calentando los motores a Miuday y nos puede armar una buena hoy. Y como Gallinari tenga el día, no sé exactamente quién le va a defender.

      Eliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.