6/10/15


Nuevas bajas en el training camp de los Lakers, aunque por cierto nada para preocuparse. Esta vez le tocó al sophomore Jabari Brown y el rookie Anthony Brown, que sufrieron lesiones en su mano y hombro, respectivamente.

Durante la práctica del lunes, Jabari sufrió una contusión en la mano, por lo que debió ser sometido a un examen de resonancia magnética (que por suerte dio negativo) y estará listado como "cuestionable" para el juego del martes ante el Jazz. Por su parte, Anthony se lesionó el hombro saliendo de una pantalla de Robert Sacre durante un scrimmage, y su examen de rayos-X dio negativo, aunque sí se detectó un tirón que también lo tendrá listado como "cuestionable" para el partido del martes. 


Los Brown se suman a Metta World Peace (pantorrilla), D'Angelo Russell (pie), Nick Young (espalda), Larry Nance Jr. (espalda) y Marcelinho Huertas (izquiotibiales) como los jugadores que encaran el training camp sin estar al 100% producto de la rudeza de los entrenamientos del coach Byron Scott
En la derrota del domingo ante el Jazz el equipo lució cansado y sin resto en las piernas, motivo por el que fueron vapuleados por Utah en el último cuarto luego de estar arriba en el marcador por 13 pts.

Sin embargo, Scott sostiene que no le importa que los jugadores luzcan cansados y mantiene que su régimen duro de preparación para la temporada más adelante verá sus resultados.

"Es mental," dijo el coach lagunero. "Hay que pensar, 'No puedo permitirme que el otro esté en mejor estado físico que yo'."
Antes de pensar lo obvio, que Byron es un dinosaurio con un estilo anticuado de entrenar, hay que tener en cuenta que el actual coach lagunero se formó bajo el mando de Pat Riley, un tipo que forjó el Showtime a fuerza de este tipo de preparaciones físicas, destacándose, por ejemplo, el famoso training camp de Santa Bárbara 1989, que provocó múltiples lesiones en un plantel que eventualmente terminó llegando a Las Finales. 

Desde sus días en los Nets bicampeones del Este en el 2002 y 2003, Scott es conocido en toda la liga porque sus prácticas sean más duras que los propios partidos.

En el caso de la práctica del lunes, que terminó con el rookie Brown fuertemente golpeado en el hombro tras la mencionada cortina, Byron opinó: "Fue una muy buena cortina. Una gran cortina. Anthony fue desafortunado al chocarse, pero Rob no se estaba moviendo."

Muchos creen que hay que alejar a los prometedores jóvenes laguneros de este tipo de entrenadores fuera de época, y no estarían muy errados, pero lo cierto es que Scott tiene un plan y no va a cambiar de parecer. Mientras tanto, el resto de los equipos de la NBA arrancó la pre-temporada normalmente, sin necesidad de suicidios, sprints y tortuosas sesiones dobles (¡y hasta triples!) de entrenamiento diario. Pero este es el estilo de los Lakers de Byron. 

Scott se había mostrado conforme con el estado físico en el que llegó su plantel a comenzar la pre-temporada en Hawaii, pero no. No basta. Evidentemente las últimas dos temporadas, plagadas de lesiones que impidieron cimentar aunque sea una base táctica a futuro con el poco plantel activo, no importan para nada, y Byron sigue defendiendo su estilo de tipo duro. 

"No necesariamente me importan las piernas cansadas en pre-temporada," continuó. "Todo lo que hemos hecho hasta ahora tendrá su resultado más adelante. Puedes tener a tipos que tengan las piernas cansadas y luzcan desgastados, pero toda esa preparación con vistas al acondicionamiento que necesitamos, creo que tendrá su recompensa en diciembre y enero."

A su vez, Scott se negó a relacionar el paupérrimo 29% en tiros de campo del domingo con el cansancio. 
"No creo que tenga nada que ver con las piernas cansadas, simplemente fallamos tiros abiertos," argumentó. 

Mientras algunos jugadores -como el rookie Russell- catalogan el training camp como "un castigo", otros se muestran conformes con el régimen old school. Por ejemplo, Jordan Clarkson dijo que "podría correr todo el día" después de ese tipo de entrenamiento, del mismo modo que Anthony Brown. Julius Randle, por su parte, dijo que su cuerpo "se siente muy bien" después de reconocer la fatiga, y Roy Hibbert -uno de los que más sufre el estilo de Scott a pesar de haber bajado casi 10 kg para estar a tono- reconoció la dificultad pero se negó a reprocharle algo a su entrenador.

"Somos profesionales, haremos lo que sea que el coach nos diga que hagamos," dijo Hibbert.

Brandon Bass, que ya jugó para Scott en los Hornets del 2005 al 2007. dijo tener presente la dureza de aquellos training camps en New Orleans, aunque esta vez esperaba algo distinto. 
"Esperaba que fuera diferente, pero hay que atravesarlo. No me molesta, porque sé que el quiere sacar lo mejor de nosotros," sostuvo Bass. 

En general, todos los Lakers coinciden en que este régimen "que haría que Usain Bolt se retuerza" más adelante verá sus resultados, a pesar de las bajas y el cansancio. 

"Tiene sentido," dijo D'Angelo. "Nuestra meta esta temporada es llegar a los Playoffs, así que si hacemos esto nos estaremos preparando para esa instancia a largo plazo."

¿Qué te pareció?:

5 comentarios :

  1. Más allá de estas lesiones de pretemporada (que ninguna parece demasiado grave), me parece que la mayor crítica a Scott pasa más por lo táctico que por como acondiciona o trata en la preparación física a sus jugadores.

    La mayoría de los aficionados laguneros esperamos que este equipo tenga una identidad, que se sepa bien a que juega el equipo, y que la ofensiva no depende únicamente del arrebato individual de los Kobe, Russell, Clakson, etc.

    La valía de Scott para el puesto se debería determinar más que todo por esa variable, por su capacidad para conferirle al equipo una idea de juego y que la misma quede anclada. Si Scott fracasa en esa cuestión, y los resultados no acompañan, calculo que los Lakers empezaran la temporada 2016-17 con otro coach, dado que la paciencia suele estar bastante acotada en Lakerlandia.

    ResponderEliminar
  2. espero que veamos jugadas, un estilo de juego propio. no puede ser que solo se centre en cargas elevadas por sesion. hoy en día existen metodologías mas transversales para lograr resultados a mediano y largo plazo.

    ResponderEliminar
  3. Uf, ya empezamos con las lesiones.

    La verdad es que no sé qué pensar. Lo que dice Scott tiene sentido, pero más sentido tiene la plaga de lesiones de los dos últimos años, y quizá habría que mantener un perfil más bajo.

    ResponderEliminar
  4. Buscar un roster que llegue a los últimos cuartos con una forma física que tumbe al rival está bien. Pero quizás lo criticable esté en el reparto del esfuerzo en el tiempo disponible. Si ese tiempo de pretemporada aumentase, digamos, en una semana (si los jugadores lo comenzasen antes), el esfuerzo estaría más repartido y las lesiones podrían ser no tan cuantiosas.

    Jesan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, esta temporada los jugadores se adelantaron al calendario y todos, salvo Kobe, están entrenando juntos en El Segundo desde hace un mes, mayormente jugando scrimmages y yendo al gimnasio.

      Saludos

      Eliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.