22/6/15


Retomamos los análisis de prospectos de cara al Draft 2015 que se llevará a cabo este jueves 25 de junio en Brooklyn. Como posibilidad de selección con el pick #34 para los Lakers, en esta nueva entrega les traemos a Andrew Harrison.

Este guardia de 21 años, 1.98 metros y 213 libras fue uno de los siete jugadores de Kentucky que se presentaron como elegibles para esta edición del Draft. Titularizó los 39 partidos que jugó Kentucky la temporada pasada, al mismo tiempo que lideró al equipo en asistencias y tiros libres convertidos.

Harrison se siente más cómodo con el balón en manos, cuando es él quien crea la jugada, atributo que se puede ver reflejado en sus 5.7 asistencias de promedio cada 40 minutos. Conozcamos más de él a fondo:

Nombre: Andrew Harrison
Nacimiento: 20 de octubre de 1994
Estatura: 6' 6" (1.98 m)
Peso: 213 lbs (96 kg)
Posición: Base/Escolta

Se lo compara con: Ramon Sessions, Ronnie Price, Tyreke Evans.

Especialidades:

  • Muy buen pasador: Sus 3.6 asistencias por juego la temporada pasada no reflejan el verdadero potencial de Harrison como conductor del juego. Cumple muy bien el rol de base puro, especialmente a la hora del pick & roll. Además, no es nada egoísta para descargar hacia el tirador luego de penetrar, o al hombre grande que llega como trailer.
  • Es muy robusto para ser base: Sus 213 libras le significan una ventaja frente a bases más bajos en estatura, que simplemente no pueden contener su fuerza. Si combinamos el físico de Andrew con su excelente manejo de balón, se convierte en un candidato muy interesante.
  • Potencial defensivo: Sumando a lo dicho sobre su condición física, Harrison puede defender tanto a bases, ya sean conductores o anotadores, como a escoltas, sean estos tiradores o anotadores agresivos atacando al aro. Si pusiera más enfoque en este costado de la cancha, podría convertirse en un defensor elite.
Debilidades:
  • Pierde la concentración muy fácil: En ambos aspectos, tanto ofensiva como defensivamente, Harrison tiende a dejarse llevar por las emociones y eso lo lleva a cometer errores. Precisamente en el costado defensivo, cuando no está enfocado, se olvida de acciones básicas como impedir el camino de la mano hábil de su rival, o levantar la mano a los tiradores. Su débil actitud para concentrarse arruina y echa por tierra muchos aspectos en los que se destaca.
  • No es un anotador ni un buen tirador: De ser drafteado este año, se convertiría en el primer jugador desde 1979 en llegar a la NBA con un promedio por debajo del 38% en tiros encestados de dos puntos, ya que el año pasado promedió 31.6% en este rubro. Rara vez se lo ve dejando atrás a su defensor en los uno-contra-uno y atacando al aro, y suele resolver las jugadas con flotadoras desesperadas o tiros incómodos.

Dónde terminará siendo seleccionado Harrison es una incógnita, ya que muchos analistas y scouts creen que podría sorprender y aparecer en los últimos lugares de la primera ronda. Otros, sin embargo, arriesgan que no será elegido por ningún equipo. 

A pesar de su atractiva condición física para ser un base y de sus cualidades defensivas, cómo podrá encajar en un equipo necesitado de tiradores, o que intente sumar guardias atléticos sólo generan más dudas alrededor de Andrew. Sobre todo en una liga actual que acaba de ver coronados campeones a los Golden State Warriors a base de tiradores y jugadores atléticos. Los últimos workouts que realice antes de la noche del Draft serán decisivos para determinar su futuro.

Nivel de conveniencia para el equipo (del 1 al 10): 6
¿Qué te pareció?:

1 comentario :

  1. Puede ser interesante como tercer base.... si tuviéramos otros dos bases ya.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.