6/12/14


 Los Lakers tuvieron la peor actuación de la temporada el viernes por la noche en el Garden, no sólo porque volvieron a jugar horriblemente, sino porque lo hicieron ante los Boston Celtics, el mayor rival de la historia de la franquicia.

El equipo dirigido por Byron Scott tiró para un 41.3% en tiros de campo, con patéticas performances de los mismos que vienen desilusionando a lo largo de esta temporada: Carlos Boozer (2 pts, 1/6 en TC), Wesley Johnson (0/5 en TC), Robert Sacre (1/10 en TC) y Jeremy Lin, que si bien este último anotó 14 puntos, volvió a ser un fiasco en defensa.

Rajon Rondo fue uno de los que aprovechó la paupérrima noche de los laguneros, liderando a los locales con 12 puntos, 16 asistencias y 8 rebotes, y facilitando el juego para sus compañeros, que jugaron con mucha más tenacidad que los visitantes. Tyler Zeller fue el máximo anotador de Boston con 24 puntos (10/11 en TC) y 14 rebotes, seguido por Jeff Green de 19 puntos (8/10 en TC) y 4 rebotes, Jared Sullinger de 17 puntos (5/9 en TC) y 13 rebotes, y Avery Bradley de 16 puntos.

Los Lakers dieron asco en la defensa del juego interno, donde fueron derrotados en cantidad de rebotes bajados (38-54) y puntos en la pintura (46-54). Pero principalmente, en la defensa en transición, aspecto del juego en el que siempre fallan y que hoy fue aún peor. Un reflejo de esto son los 27 puntos en contragolpe de los Celtics contra solo 7 de los laguneros.

De las pocas actuaciones rescatables por el lado de los angelinos, Kobe Bryant fue el único que quiso dar pelea y los lideró con 22 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias, así como Nick Young con 16 puntos y 3 rebotes, Wayne Ellington - que solo se dedicó a tirar - con 11 puntos y 5 rebotes, y Ed Davis, que a pesar de defender medianamente bien se llenó de faltas muy temprano en el juego. El centro reserva anotó 6 puntos y bajó 9 rebotes.

No es la primera vez que vemos una paliza de este calibre en la penosa temporada de los Lakers, llena de lesiones y un muy bajo nivel de talento. Pero lo más preocupante es la falta de garra y entrega de los jugadores, que ni siquiera se esforzaron en un nuevo capítulo de la rivalidad más grande de la historia de la NBA.

Los Celtics y los Lakers ya no serán lo que hace 30 años, o menos, los mismos que se enfrentaron en Las Finales hace cuatro años. Pero nunca se deja el orgullo en una rivalidad. Y los jugadores de L.A. hoy demostraron no tener siquiera eso.

¿Qué te pareció?:

3 comentarios :

  1. Duele hasta ver los resumenes de estos partidos y lo peor es que se ve poco margen de mejora.

    Pese a que no tiene fundamentos ofensivos y es propenso a cometer faltas, daria todos los minutos posibles a Davis.
    Por lo menos parece sentir un poco de verguenza en la cancha.
    Pocos mas (aparte por supuesto de Kobe) merecen ni siquiera jugar en este equipo.

    Ni Lin, ni Boozer me estan defraudando porque ya sabia que poco se podia esperar de ellos.

    Ahora tengo una duda con respecto a nuestra posible elecion en el proximo draft.
    Creo que nuestra ronda la dimos y tenemos la de Houston que presumiblemente no sera demasiado apetecible.
    ¿Es asi?.

    Animo a todos. Tarde o temprano vendran tiempos mejores.

    ResponderEliminar
  2. Es así, pero nuestra selección está protegida si es en el top 5. Si fuera así, los Lakers la conservarían y se pasaría a deber la de 2016, que estaría protegida si fuera top 3. Adicionalmente se le debe a Orlando la de 2017, también protegida si es top 5. Buen trabajo ¿no?

    ResponderEliminar
  3. ¿De verdad Zeller es tan bueno o es el efecto Lakers? Coge el rebote en un lado y acaba el contrataque en el otro, defiende, tira de media distancia, juega bien el pick'n roll, ve bien los espacios, coge pases picados con buenas manos....

    De lo nuestro, ya me da pereza comentar nada. Si todos los equipos se limitaran a empezar su ataque con un bloqueo del center al base, nos ganarían todos.

    Ojalá cogieran a Boozer, Lin y Wesley y los metieran en un trade con 76ers, para que disfrutaran lo que queda de temporada haciendo lo que más les gusta.

    Yo creo que Kobe quedó con Rondo para ver si se puede ir a los Celtics, porque esto no lo aguanta más.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.