16/12/14


 En una de las noches más frustrantes de la temporada, los Lakers recibieron una enorme paliza por parte de los Pacers en Indiana el lunes por la noche, en la que pudo haber sido la cuarta victoria de manera consecutiva, algo que no ocurre desde hace ya dos años.

Al término de la primera mitad, los laguneros perdían por 33 puntos de diferencia, estableciendo un nuevo récord de franquicia en mayor déficit en el marcador al final de los dos primeros cuartos. En el primer período el equipo convirtió sólo 3 de sus 20 intentos al aro, y en el segundo solo anotó 12 puntos, por lo que la resignación los hundió en una profunda desconcentración que les impidió siquiera intentarlo. Los Lakers acabaron el partido con un patético 33% en tiros de campo.

Sobre el final del tercer cuarto, los titulares defendieron más duramente y atacaron con agresividad, acortando a 17 una ventaja que llegó a ser de 39 puntos. Sin embargo, el coach Byron Scott no movió la banca a tiempo y eso produjo que los estelares se agoten rápido. Para cuando quiso intentarlo en el último período, fue tarde.

Kobe Bryant lideró en anotación a los Lakers con 21 puntos, a los que sumó 4 rebotes y 3 asistencias, pero le costó 26 tiros alcanzar esos números, convirtiendo solo 8 de ellos. Lo siguieron Nick Young con 18 puntos y 3 rebotes, Carlos Boozer con 13 puntos y 10 rebotes y Wesley Johnson con 13 puntos.

Por el lado de los dirigidos por Frank Vogel - que no jugaron grandiosamente sino que tuvieron que ver cómo los angelinos fallaban muchos tiros abiertos y así aprovecharon en el otro costado - los mejores fueron Rodney Stuckey con 20 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias, C.J. Miles con 20 puntos, David West con 12 puntos y 9 rebotes, C.J. Watson con 12 puntos y 4 asistencias, y Roy Hibbert con 10 puntos y 7 rebotes.

Una pésima jornada para los Lakers, que desaprovecharon la oportunidad de seguir aumentando el ímpetu luego de tres victorias al hilo y el récord de Kobe Bryant superando a Michael Jordan en el tercer puesto de máximos anotadores en la historia de la liga.

¿Lo peor? Absolutamente desgastados por un back-to-back ante un equipo con su mismo récord y que venía de perder 8 encuentros de forma consecutiva.

¿Qué te pareció?:

1 comentario :

  1. Volvimos a la realidad.

    No se para que insistimos en querer ganar partidos esta temporada. Hay que tirarla al tacho aunque un pick 1-4 no nos garantice nada. Pero es preferible un pick de 1-4 antes que uno superior al 5.

    Es la única manera de retener el pick entregado con anterioridad.

    Temporada loca si las hay. Le ganamos a quien no le tenemos que ganar (Spurs, Rockets) y perdemos con los peores de la NBA.

    En fin, a remar en dulce de leche y esperar 1 o 2 temporadas más para ver algo potable en una reconstrucción.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.