18/11/14

Los Lakers volvieron a conocer la derrota por más de 20 puntos de diferencia, esta vez nuevamente frente a los Golden State Warriors pero de locales, sufriendo la mayor cantidad de puntos anotados en su contra en lo que va de la temporada. Una vez más, Kobe Bryant fue el único que dio la cara por el equipo con una descomunal actuación.

El encuentro fue dominado de comienzo a fin por los visitantes, que otra vez contaron con un Stephen Curry más que encendido: 30 puntos (10/19 en TC y 5/9 en triples), 15 asistencias y 4 rebotes. El base estrella de Oakland volvió a castigar a los angelinos con profundas penetraciones y lanzamientos imposibles de bloquear, una fórmula que sirvió a los Warriors para vencer a los Lakers ya cuatro veces entre la pre-temporada y temporada regular.

Marreese Speights siguió a Curry en anotación con 24 puntos (8/11 en TC), además de 9 rebotes. Otros de los que contribuyeron a la hemorragia defensiva de los laguneros fueron Klay Thompson (18 pts, 3 rebs, 3 asists y 3 tapas), Andrew Bogut (15 pts, 10 rebs y 4 asists; 7/9 en TC), Harrison Barnes (14 pts; 4/8 en TC), Draymond Green (10 pts y 8 rebs; 4/5 en TC) y Andre Iguodala (10 pts y 3 rebs; 4/6 en TC).

Además de la paliza, los dirigidos por Byron Scott perdieron a Ryan Kelly, quien tuvo que dejar el juego por molestias en su ya lesionado tendón de la corva.

Bryant registró su récord de la temporada al anotar 44 puntos en 15 de 34 intentos, a los que acompañó con 5 rebotes y 3 asistencias, y de esta manera se convirtió en el primer jugador de la NBA desde 1985 en anotar 44 puntos en 31 minutos o menos. El astro volvió a lanzar muchas veces ante la nula ayuda de sus compañeros, que se vieron ampliamente superados en ambos costados de la cancha por los de Steve Kerr.

Jordan Hill aportó un doble-doble de 15 puntos y 11 rebotes que no demuestra lo que en verdad ocurrió: fue humillado por Bogut y Speights a lo largo de la noche, aunque al menos lo hizo mejor que Carlos Boozer (6 pts, 5 rebs; 3/13 en TC) y Ed Davis (10 pts y 6 rebs). Sobre el final, Jordan Clarkson y Robert Sacre aprovecharon el amplio margen de diferencia en el marcador para llenarse las casillas de puntos y alcanzar ambos las diez unidades.

Una nueva derrota para los Lakers, que resumió perfectamente lo que está siendo la temporada: una actuación increíble de Kobe, que pone a la afición eufórica, pero absolutamente opacada por el pésimo rendimiento grupal.

¿Qué te pareció?:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.