1/11/14

Los Lakers dieron su mejor partido en ambos costados de la cancha en lo que va de la temporada, pero los 39 pts de Blake Griffin fueron superiores para que los de Byron Scott caigan por tercer juego consecutivo y empaten el peor comienzo de temporada para la franquicia desde que se mudó a Los Angeles. 

A pesar de la derrota, el equipo lució mucho mejor que en los dos encuentros anteriores, dando batalla en cada posesión, defendiendo en la pintura (a pesar del festival que se hizo Griffin contra un Carlos Boozer que hizo de espectador de lujo a las acometidas del All-Star) y jugando bien en transición, pero principalmente por primera vez ejecutando bien la ofensiva Princeton de Scott. 

Lo que más lastimó a los Clippers fue la efectividad de tiros de media distancia de los Lakers, liderados por Jordan Hill (23 pts, 5 rebs y 1 tapa, 10/15 en TC) y los cortes al aro liderados por Jeremy Lin (17 pts, 9 asists, 4 rebs y 1 robo) y un imparable Kobe Bryant (21 pts, 7 asists, 4 rebs y 2 robos). Este último se vio como en sus días de mayor esplendor, con jugadas espectaculares y acrobáticas, incluyendo una volcada típica suya: la reversible en 180º, que se la hizo a su ex-compañero Matt Barnes.

No obstante, el astro se enfrío con los tiros en el 4to período, y falló tres consecutivos en el último minuto, incluyendo un triple muy abierto que pudo empatar el marcador para forzar una prórroga. Los últimos 6 pts de los de Doc Rivers fueron de tiros libres.
El motor ofensivo de los Clippers estuvo potenciado a su vez por un intratable Jamal Crawford, quien conectó tiros desde todos los lugares del perímetro y acompañó a Griffin con 22 pts (5/11 en TC) y 5 asists. Chris Paul contribuyó con 15 unidades. 

Por los laguneros, Ed Davis aportó 10 pts y 6 rebs desde la banca, mientras que Robert Sacre (autor de algunos errores no forzados imperdonables, como una falta ofensiva que le costó a los Lakers un triple determinante de Crawford en el cierre del 3er cuarto) aportó 8 pts en 13 minutos. Wayne Ellington, que continúa certero con los tiros (3/6 en TC), añadió 7 pts como suplente. 

Los Lakers lanzaron para un 51.2% en TC, y ganaron tanto en los puntos en la pintura (40 a 34) como en los rebotes (también 40 a 36), así como en los puntos de contragolpe (11 a 9). Los laguneros llegaron a estar arriba en el marcador por 7 pts, luego de reponerse de una desventaja de 15 pts en el primer cuarto. 

Balance más que positivo, teniendo en cuenta que el equipo cayó de pie -repleto de ausencias por lesión, para variar- ante un aspirante al título que viene de barrer la serie de la temporada pasada, incluso con palizas de 40 pts de diferencia. Fue un partidazo, con mucho juego físico (muchas faltas) y por lo menos el conjunto angelino dio una buena impresión ante un rival de nivel. 

"Probablemente nunca estuve tan contento después de una derrota," dijo Kobe tras la caída de su equipo."No podría estar más complacido, en realidad. Hoy resolvimos un montón de cosas."

El sábado el equipo visitará a los Golden State Warriors intentando no tener el pero comienzo de temporada de su historia desde la mudanza a Los Angeles. De no lograrlo, no será más que una mancha histórica, pero de a poco los pupilos de Scott empiezan a ver el camino a seguir.


¿Qué te pareció?:

2 comentarios :

  1. magocoria1/11/14 12:25

    El año pasado le ganamos el primer juego a los Clippers en el Staples Centre si mal no recuerdo con 40 93rd en el último cuarto. Asique no barrieron la serie. Saludos y a seguir asi

    ResponderEliminar
  2. Siempre he pensado y a veces lo he comentado y he sido criticado , Boozer es un flojo.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.