1/10/14


 Los Lakers tuvieron su día con la prensa ayer lunes desde las 16 hs de Los Angeles, donde se vio a un plantel fresco con las esperanzas y energías renovadas de cara a una temporada regular 2014-15 que presenta muchas caras nuevas.

Una de estas es nada más ni nada menos que la del flamante coach, Byron Scott, quien fue el primero en aparecer acompañado por su staff técnico en la cancha de las inmediaciones del complejo El Segundo. El ex entrenador en jefe de los New Jersey Nets, New Orleans Hornets y Cleveland Cavaliers se vio muy emocionado y feliz por el primer día, y así lo demostró en las entrevistas.


"Nunca estuve tan entusiasmado con un trabajo. Ahora hay que llevarlo a otro nivel y colgar más banderas. Estamos listos para sorprender a todos," dijo Scott, que dejó algo muy claro: "Una cosa que puedo garantizar es que el equipo va a competir noche a noche".

El coach, al igual que muchos, fue preguntado por el rookie sensación Julius Randle, de quien las cámaras y los periodistas estaban muy pendientes. "Este chico puede ser especial", aseguró Scott, pero a la vez aclaró que deberá ganarse los minutos y, sobre todo, el respeto de los más veteranos.


El joven de 19 años proveniente de Kentucky afirmó que estaba cumpliendo un sueño allí en su primer Media Day con los laguneros, su equipo de toda la vida. Sin embargo - y probablemente haya sido la frase de la jornada - no cree tener nada asegurado sólo por tener muchos ojos encima en este momento: "Crecí en un hogar sin padre, viendo como mi madre consiguió todo trabajando muy duro. Nunca nada de lo que conseguimos se nos dio porque sí. Por eso no espero que aquí me concedan nada ni me den algo porque sí.

Llegué a la universidad trabajando duro, y llegué a la NBA trabajando duro... en la NBA, ser titular, eso es algo que se consigue trabajando día a día, nadie te lo puede regalar. Me tengo que ganar mi lugar en el equipo, me tengo que ganar mis minutos. No solo no pretendo que me regalen nada, sino que tampoco quiero que lo hagan. Si las cosas fueran concedidas porque sí, terminarían en un colapso, y esa no es la forma en que yo hago las cosas", aseveró el forward.

La frase viene a colación por la gran bola y expectativa que se está generando alrededor de Randle, en especial en cuanto a las comparaciones con Kobe Bryant respecto al futuro líder de la franquicia. A pesar de esto, Julius no se siente presionado: "Espero poder ser a quien le pase la antorcha. Espero poder llenar sus zapatos. Al menos ser la mitad de lo bueno que es él".


En el polo opuesto se encuentran Bryant y Steve Nash, quienes vivieron su Media Day N°19. Para Kobe, fue una "mezcla de cosas. Una mezcla de emociones. Es una mezcla de un poco de nervios y otro de rabia. Es una mezcla de muchas cosas". El cinco veces campeón con los Lakers es consciente de que este año, como nunca antes, deberá cuidar mucho su cuerpo: "En el pasado, siempre me exigí al límite. Eso es cada día. Ahora simplemente debo ser un poco más paciente y asegurarme de que cuando salga de la cancha tengo algo más que mostrar luego".

Scott dijo que planea limitar los minutos de Kobe en un rango de 30 o 32 minutos por juego, pero el guardia no lo ve como "la gran cosa". 


Lo mismo sucede con la situación de salud de Nash. El base manifestó estar muy bien y sentirse en forma, pero no quiere dar nada por hecho debido a que en el pasado también se sintió de gran manera y las lesiones lo acecharon rapidamente.

Otro que ocupa la posición de base armador y es una cara nueva para estos Lakers es Jeremy Lin, que no se cansó de agradecer a Dios y comentar lo honrado que se siente por formar parte de una organización tan importante. Sobre su pasado como fenómeno de la liga, el base aseguró: "Si cuando termine mi carrera la gente sigue hablando de Linsanity, quiere decir que no hice bien las cosas".

Entre otros muchos, Nick Young recordó a la audiencia de ESPNLA Radio que es una súper estrella y que irá por el MVP, Sixth Man of the Year o Defensive Player of the Year; Wesley Johnson se mostró asombrado por la condición de Bryant y Nash; y Carlos Boozer dijo que siempre admiró a la organización de los angelinos y que por eso ve a esta oportunidad como un privilegio.

La tarde del miércoles fue la primera de muchas en las que, de ahora en más, veremos a este plantel reunido para reavivar las ilusiones en la Nación Laker y comenzar a escribir un mejor presente para una de las franquicias más grandes en la historia del deporte.

¿Qué te pareció?:

9 comentarios :

  1. Fantásticas las palabras de Julius Randle. Para mí una cabeza bien amueblada es fundamental en cualquier lado y por tanto en una carrera en la NBA. Difiere por ejemplo de las estupideces que hemos oido a Embiid hasta ahora.

    Si su cuerpo y habilidad responde a su cabeza, tendremos muchas cosas que celebrar.

    Hay que confiar en Kobe, en su inteligencia, motivación, estos dos años de meditación que tiene y en su cuerpo.

    En Nash no puedo confiar. Lo siento.

    Me gusta mucho la frase final del artículo. Esperemos nos den un mejor presente. Vibraciones me las dan buenas. Como bien dice Scott, por lo menos salir cada noche a darlo todo y ganar.

    ResponderEliminar
  2. Yo ya no puedo más. Necesito ver a los Lakers jugar y a KB en cancha para ver su nivel real. Confío en sus palabras y la confianza que derrocha, pero es casi una necesidad verlo en cancha, para ver qué nos puede llegar a deparar esta temporada. Además me gusta bastante Randle. Al menos bien humilde y centrado en mejorar.
    Confío en que Scott pueda inculcarle a los jugadores lo que es ser un Laker, las responsabilidades que eso conlleva y por sobre todo, fajarse en defensa. Que no solamente cuenta el ataque, sino que es fundamental el lado defensivo.
    En Nash tampoco puedo confiar, siempre arranca bien los training camps y luego se lesiona periódicamente.
    También lo escuche a Lin en ESPN radio LA y lo veo centrado y con mucho entusiasmo de demostrar que puede jugar en los Lakers.
    En fin, espero lo mejor para esta temporada, y sobre todo por ver jugar a este quipo que me genera mucho más que el de la pasada temporada.

    ResponderEliminar
  3. Confio en mis lakers poco q perder y mucho q ganar

    ResponderEliminar
  4. ACUVAS, ¡¡¡¡¡ yo también lo necesitoooooooo !!!!

    ResponderEliminar
  5. espero que esta temporada este equipo se vea renovado y con un kobe sano y 2 rookies que me hacen tener esperanza en el futuro de la franquicia, esperemos que esto sea realidad esta temporada, go lakers.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2/10/14 8:58

    Y si despues del training camp queda Javari Brown , serian 3 rookies con mucho futuro para la franquicia...

    superboby

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2/10/14 9:04

    Visto lo que tenemos en el plantel, me imagino un cinco muy dinámico, sin un pivot puro que busque el contacto físico permanente en la pintura, sino con dos jugadores que entren y salgan permanentemente, con Kobe de alero, y dos exteriores que repartan juego y tiren de lejos, obligando al contrario a hacer una defensa abierta y que deje huecos para nuestras entradas.
    No se si se llama ataque tal o cual, pero es así como lo veo.

    Jesan

    ResponderEliminar
  8. A mí no me gusta (llamadme clásico), pero es lo que ahí y mientras funcione... Lo que me preocupa es nuestra defensa interior y el "protect the rim".

    ResponderEliminar
  9. Interesante lo que dijo Kobe sobre sí mismo:
    Dijo que no le preocupa lo que tenga que hacer en ataque, porque él va a ser el dueño de sí mismo y va a saber lo que debe hacer y cuando y lo que no. Lo que le preocupa o tiene ganas de probar es lo que puede dar en defensa, ya que ahí es el contrario el que lleva la batuta y el que marca el ritmo u la exigencia.
    Sabias palabras.

    Por cierto, al parecer quedó muy contento de su primer entrenamiento oficial desde hace muuuucho tiempo.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.