9/3/14

Me topé con este interesante y polémico artículo de Ben Leibowitz, de Bleacher Report, en el que expone un sideshow con 5 motivos por los cuales Mike D'Antoni tiene que continuar como coach de los Lakers hasta que termine su contrato.
Aclaro que comparto a modo de traducción el artículo como forma de exponer una mirada diferente a lo que ya todos sabemos y los que los seguidores de los Lakers no se cansan de decir: que despidan a D'Antoni. En algunas cosas estoy de acuerdo, en otras no, pero eso no importa. Más bien, me gustaría saber que piensan ustedes sobre lo expuesto por Leibowitz. Aquí el informe en cuestión:

"Mike D'Antoni se ha ganado el derecho de sobrellevar su contrato con los Lakers y seguir siendo su entrenador hasta la temporada 2014-15," empieza Leibowitz.
"Esa no es una opinión popular. Si yo tuviera un centavo por cada comentario que alega que D'Antoni debería ser despedido, no podría encontrar una máquina Coinstar capaz de guardar toda esa cantidad cambio.

Con eso dicho, D'Antoni merece mantener su trabajo. Él ha estado atrapado entre la espada y la pared durante la temporada 2013-14, mientras las lesiones continúan desarmando un plantel que ni siquiera saludable podía aspirar a calzar para la postemporada.
Kobe Bryant ha jugado sólo seis partidos, y quizás tenga que sentarse por el resto de la temporada para evitar un nuevo contratiempo. Steve Nash ha estado en un combate de box con el tiempo, y el dos veces MVP continúa siendo derribado. 

A pesar de todo esto, D'Antoni tiene jugadores de rol jugando a un nivel extremadamente alto y ha manejado el intenso escrutinio de los medios admirablemente bien.
Constantes derrotas y cantos de "¡Queremos a Phil!" por parte de los fans son recitados por cualquier persona, pero el veterano entrenador ha sabido manejar una posición poco envidiable."

1. Lesiones
"Esta ha sido la razón más obvia del porqué se apilaron las derrotas de los Lakers y por qué D'Antoni no merece perder su trabajo," dice el escritor de BR. "Nombren un jugador del plantel y hay severas chances de que se haya perdido al menos un manojo de partidos debido a algún tipo de indisposición."

"Kobe Bryant, Steve Nash, Pau Gasol, Nick Young, Steve Blake, Jordan Farmar y Jodie Meeks, todos se han perdido partidos en Lakerland, lo cual es francamente ridículo," continúa Leibowitz. "Como resultado de estas lesiones, D'Antoni se vio forzado a mezclar y combinar formaciones que incluyen un quinteto inicial cambiante. No hay manera de saber lo que D'Antoni podría haber hecho con este equipo con toda su fuerza, porque la lista nunca llegó a ese punto. En cambio, jugadores como Kendall Marshall, Manny Harris y Ryan Kelly se han visto obligados a tener participaciones de rol destacado."
Y acá viene lo más importante:
"No hay entrenador en la tierra que sería capaz de mantener a este equipo competitivo en la Conferencia Oeste. Phil Jackson es un gran entrenador -y posiblemente el mejor de todos los tiempos patrullando la línea lateral- pero él no habría sido capaz de tener a este diezmado plantel compitiendo por un puesto en la postemporada.
La oficina todavía tiene que presentar un producto sano bajo la tutela de D'Antoni. Él no puede ser juzgado de manera adecuada hasta que eso cambie."

2. El surgimiento de Kendall Marshall
"Desde que los Lakers lo tomaron por la cantidad de lesiones y la necesidad de llenar el vacío que tenían en el puesto de guardia (N de la R, recuerdan que estuvimos un mes sin ningún base neto, ¿no?), Marshall ha dejado a los de Washington como unos tontos por haberlo dejado ir. El sistema de D'Antoni ha extraído un impresionante nivel de juego por parte del joven, que está promediando 9.1 puntos, 9.4 asistencias, 3.1 rebotes y 44.8 por ciento de tiro detrás del arco," escribe Leibowitz. 

"D'Antoni llevó a Nash de grandioso a élite en Phoenix, e hizo del desconocido Jeremy Lin una sensación en New York. Quizás Marshall nunca llegue a ser calibre All-Star, pero se ha convertido en un motor de arranque viable para un equipo con desesperada necesidad de un base sano. Dénle crédito a D'Antoni por eso."

3. Obtener lo máximo de los jugadores de rol
"El resquicio de esperanza para los Lakers durante una temporada pésima ha sido el juego estelar de una variedad de jugadores de rol," continúa en su ranking Leibowitz. "Por ejemplo, Steve Blake estaba promediando 7.6 asists por partido, récord de su carrera, antes de ser cambiado a los Golden State Warriors en la fecha límite de traspasos. 

Adicionalmente, Jordan Hill, Jodie Meeks, Xavier Henry, Wesley Johnson, Kendall Marshall, e incluso las dos nuevas adquisiciones -Kent Bazemore y MarShone Brooks- están dando los números más altos de su carrera bajo la tutela de D'Antoni. Esto se da mayormente por el crecimiento de oportunidad de juego, pero el estilo ofensivo de flujo libre ha asegurado que los tiradores no tengan miedo de poner a rodar la pelota en el aire cuando tienen una buena perspectiva. Encesten o fallen, su coach abrazará su decisión si los tiros entran en el flujo de la ofensiva.

Los fans critican a D'Antoni por su inhabilidad para promover la defensiva, lo cual es un punto de vista muy justo. Sin embargo, este equipo no fue construido para tener un impacto defensivo. Al menos los jugadores de rol -que en diferentes ocasiones no hicieron casi nada- están jugando bien y ganando confianza."

4. Manejo de los jugadores y la prensa
"Mike D'Antoni ha logrado mantener un nivel de profesionalismo durante una temporada pésima. De hecho, hasta tiene sentido del humor respecto a este calvario," continúa Leibowitz. "En una entrevista reciente, D'Antoni celebró la actitud 'swag' de Nick 'Swaggy P' Young, que en otra situación podría ser condenada como falta de profesionalismo, como una apreciable energía que el guardia tirador brinda en las prácticas del equipo.
Además, antes de ser cambiado a los Warriors, Blake dijo: 'Amé jugar para el coach D'Antoni.'

Dadas las circunstancias, el coach italiano ha sabido manejar muy bien el brillo de las luces de Los Angeles. De todos modos, no todos en el plantel se lo hicieron fácil. No es secreto que Pau Gasol ha tenido sus diferencias con el coach D'Antoni durante su estadía en L.A.
El español criticó abiertamente a su entrenador por la posición en la que lo hacía jugar, alegando que no le permitía ser agresivo y dar lo mejor de sí, así como también le echó la culpa implícitamente por la 'falta de disciplina' en el plantel. 
D'Antoni no apreció las palabras de Gasol y respondió que 'es muy fácil salir y hablar de tus frustraciones,' y agregó que el español tiene que 'mantener dentro de la casa' sus críticas."

Leibowitz apunta que aún así, en enero Gasol tuvo una performance de calibre All-Star (20.8 pts, 11.9 rebs, 3.9 asists y 1.7 tapas, lanzando para un 51% en TC), por lo cual quedó demostrado que puede jugar muy bien dentro del sistema de D'Antoni, al contrario de sus constantes críticas. 
"D'Antoni ha sido testigo de algunos baches en el camino cuando se trata de los jugadores y los medios de comunicación, pero su personalidad en general se ha limitado a recibido un mal golpe," escribe el escritor de BR.

5. ¿Decisión de Jerry Buss?
"Según Sam Amick del USA Today, Phil Jackson dijo que la decisión de contratar a Mike D'Antoni fue hecha por el legendario dueño de los Lakers, el Dr. Jerry Buss.
'Creo que la decisión final la tomó el Dr.Buss en el hospital el día después. He preferido no entrar en ese asunto y dejarlo ir. No tengo problemas con ello,' dijo Jackson," remarca Leibowitz.

Si Jackson, quien aseguró en varias ocasiones que nunca consideró volver del retiro a pesar de los constantes rumores sobre su reunión con la gerencia ni bien se despidió a Mike Brown, está conforme con esta decisión, "¿eso acaso no tendría que tener un poco de peso?" se pregunta el redactor de BR.

"Buss es posiblemente el mejor propietario en la historia del deporte. Él literalmente ha construido la marca de los Lakers en lo que es hoy, y, de acuerdo con Jackson, él escogió al gurú ofensivo para liderar un escuadrón que incluía a Nash, Bryant, Gasol y Dwight Howard.
¿Funcionó ese experimento? En términos de ganar y ganar, la respuesta es no. De todos modos, las lesiones jugaron un rol gigantesco en esa ecuación, así como la decisión de DH12 de partir a los Houston Rockets," continúa. "La escuadra 2012-13 no pudo evitar el golpe de las lesiones, y ese mismo relato atentó contra D'Antoni en su segundo año con el equipo."

"Si la gerencia puede reconstruir el plantel poniendo piezas complementarias, no hay razón para creer que D'Antoni no pueda tener éxito como entrenador de los Lakers," dice Leibowitz. "Él no es un entrenador de mentalidad defensiva, pero si el personal puede cubrir sus debilidades, entonces sus puntos fuertes pueden brillar mucho más a través de eso."

Y finaliza, contundente: "Buss claramente tenía una visión para los Lakers cuando hizo la contratación del nuevo coach. Ahora le toca al gerente general Mitch Kupchak y compañía construir un producto ganador a través del Draft y la Agencia Libre. En ese sentido, la búsqueda de otro nuevo técnico no es una necesidad."

¿Qué te pareció?:

6 comentarios :

  1. Anónimo9/3/14 15:47

    En el juego hay dos aspectos, el ofensivo y el defensivo, y el coach es el rrsponsable de los dos. Si es muy bueno en uno, pero un desastre en el otro, no hay equilibrio y el equipo se resiente.
    Cuantos puntos hay que anotar para que la debacle defensiva no se deje notar? Y cuanto esfuerzo extra supone eso?
    D Antoni tiene sus pros, como el que saber sacarle provecho a jugadores desconocidos o de rol. Eso, en el actual momento de Lakers , es muy valioso, pues nos hemos encontrado con Marshall y quizas con alguno mas.
    pero eso no quita su falta de equilibbrio. Todos son exteriores, ningu no es un interior nato , cuando un equipo necesita presencia en la pintura para mantener el equilibrio y no depender de que un Farmar tenga un dia excepcionnal.
    Si la apuesta po DAntoni es tan transitoria como el tiempo necesario para la transcision, puede ser un acierto. Pero mantenerlo mas alla, no lo veo bien.

    Jesan

    ResponderEliminar
  2. Más allá de las lesiones, que es un punto cierto y objetivo, este sistema no conduce a un baloncesto ganador. Se ha probado largamente que en playoffs los equipos exitosos son los que defienden, rebotean y ejecutan bien en la ofensiva de mitad de cancha. D'Antoni pretende revolucionar el basquetbol con un sistema diametralmente opuesto, pero con el que nunca ningún equipo ha demostrado ser exitoso. Aún aquellos Phoenix Suns que tenían el roster ideal para D'Antoni, no lo lograron.

    Eso de que tiene a todos jugando como All-Star es sospechoso y muy cuestionable, ya que el mismo sistema infla considerablemente las estadísticas ofensivas de los jugadores a costa de la defensa del equipo, aspecto que no se refleja en ninguna estadística individual. Pero al final del día lo que realmente importa son cuántos partidos gana el equipo y en eso el equipo es un verdadero desastre, genuinamente pienso que con otro sistema, rotación y disciplina los Lakers podrían haber ganado más partidos, aún con las lesiones.

    Yo creo que D'Antoni tiene que terminar esta temporada y luego buscar otro camino, si no seguiremos perdiendo tiempo intentando redescubrir la rueda. No tiene sentido ni efecto tangible o intangible cambiar estar temporada, mejor empezar una hoja nueva y dejar a D'Antoni como cara visible y mayor responsable de la debacle.

    ResponderEliminar
  3. Respecto a Kendall Marshall, el tipo sin dudas ha producido mejor de lo que se esperaba considerando cómo llegó en qué condiciones y de dónde venía, pero este es el mejor ejemplo de lo que el sistema D'Antoni genera para los jugadores. Hay que poner las cosas en su adecuada perspectiva, miras las estadísticas ofensivas y todo parece muy positivo, pero defensivamente el tipo es poco más que un cono para los rivales. Steve Nash con 40 pirulos y sus problemas en la espalda es una mejora, con eso digo todo.

    ResponderEliminar
  4. They planned to evaluate D'Antoni, like all coaches, after the season, sources said.

    Esto dice en ESPN sobre la reciente reunión de la gerencia con D'Antoni.

    Como ya comenté en el anterior post, no tiene sentido cambiarlo a esrtas alturas, que sólo nos jugamos el puesto en el draft.

    ¿Los pros están bien? Desde luego. Ya puestos a tener una devacle, mejor descubrir a gente como Young, Henry, Marshall y darle cancha a Farmar y Meeks.

    Yo desde luego no quiero ser de los Grizzlies, aunque ganen la NBA. Son muy aburridos de ver. Pero entre un equipo de pura defensa y lo nuestro, tiene que haber términos medios, como los Bulls. Es una locura el querer ganar como en esos combates de boxeo de principios de siglo XX en el que cada contrincante daba un puñetazo sin que el otro se defendiera, a ver quién aguantaba más. El intercambio de disparos va a ser bueno cuando tú tengas la noche caliente y el contrario no, pero claramente va a haber muchos días en que no sea así. Así puedes ganar partidos, peor no campeonatos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9/3/14 23:35

    Pues como no se van a lesionar los jugadores con este coach si su estilo de juego parece de niños puro fisico acaso con puro correr y tirar ala canasta ya es un buen tirador???

    ResponderEliminar
  6. D'Antoni en los Lakers solo ha demostrado ser bueno desarrollando jugadores, lo que es muy bueno para un equipo chico o universitario, y los Lakers necesitan más de un entrenador.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.