9/2/14

A pesar de jugar en su partido más diezmado de la temporada, los Lakers lograron una paliza como vistantes ante los Cleveland Cavaliers el miércoles por la noche en la Q. A las habituales ausencias -Kobe Bryant, Pau Gasol, Jodie Meeks y Xavier Henry- se sumaban Steve Nash (descanso) y Jordan Hill (jaqueca y dolor cervical), por lo que el regreso a las canchas de Jordan Farmar se hizo en un plantel con sólo ocho jugadores. 

Y la cosa empeoró cuando, con el partido ya liquidado, Nick Young (6 pts y 4 rebs) se fue del juego por una lesión de rodilla y Chris Kaman (13 pts y 6 faltas en 14 minutos) se fue por faltas en el último período. Para colmo, Farmar resintió su lesión en el isquiotibial izquierdo y debió sentarse, dejando al equipo con sólo 5 jugadores. El base dos veces campeón volvió a la acción con 21 pts, 8 asists y 2 robos, encestando 5 de sus 8 intentos de triple.
Pero no empeoró ahí: Robert Sacre (10 pts) se fue también por faltas a menos de 4 minutos para el final, dejando a los árbitros con la necesidad de regirse por la regla 3I de la NBA, que permite a un equipo dejar un jugador con 6 faltas en cancha a falta de suplentes, con la condición de que a cada falta cometida por ese jugador se pague con una falta técnica.

Fue un dato de color en un partido extremadamente raro, en donde no quedó como tema menor el hecho de que los laguneros terminaron una racha de 7 derrotas consecutivas con un récord histórico de triples: 18, la máxima cantidad de la franquicia. 

Los de Mike D'Antoni fueron liderados por el rookie Ryan Kelly, quien anotó 26 pts, récord de su corta carrera. Lo acompañaron Farmar (21) y Wesley Johnson (20 pts, 9 rebs y 2 tapas), aunque la mejor performance lagunera fue de Steve Blake, quien logró un triple-doble de 11 pts, 15 asistencias (récord de su carrera) y 10 rebs. Además, los 119 pts encestados fueron la máxima de la temporada para los Lakers.

Los Cavs, por su parte, llegaron a ponerse a 8 pts en el 4to período, con los angelinos jugando con sólo 5 jugadores. Fueron comandados por el suplente C.J. Miles (27 pts) y el brasilero Anderson Varejao y un doble-doble de 15 pts y 13 rebs. Kyrie Irving, que este año será el base titular del Este en el All-Star Game, tuvo un flojísimo partido, con 11 pts, 6 rebs, 4 asists y 4 robos en 27 minutos.

La máxima ventaja de los Lakers llegó a ser de 29 pts, en un juego que se liquidó en la primera mitad, a pesar de lo cerca que llegaron a ponerse los locales cerca del final. 

Partido inusual, terminado en victoria, y un resúmen perfecto de la forma en la que este conjunto de D'Antoni lucha noche a noche a pesar de las insólitas adversidades que le vienen tocando enfrentar en esta olvidable temporada. 

¿Qué te pareció?:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.