18/1/14

Contrario a lo que había dicho el coach Mike D'Antoni sobre un posible regreso a las canchas para el 28 de enero ante los Indiana Pacers en L.A., Kobe Bryant planea tener una resonancia magnética para "principios de febrero", por lo que se confirma el retraso de su vuelta a la acción. 

"Vamos a ver dónde está (la lesión) en febrero y ver si va todo bien," dijo Kobe el viernes por la noche en Boston.

Kobe está en boca de todos por su nueva lesión en la rodilla, la cual le impidió jugar más de seis partidos tras ocho meses de rehabilitación por una cirugía en el talón de Aquiles. Una de las personas que criticó la decisión de Bryant por intentar volver ni bien tenga el permiso médico fue Magic Johnson, quien cuestionó: "¿Para qué va a volver? No va a poder detener los pick n' roll ni todas las bandejas que los Lakers están permitiendo del otro lado. Se lastimó dos veces, dénle todo el año para recuperarse."

Sin embargo, el astro cinco veces campeón y máximo anotador de la historia de la franquicia lagunera aseguró que no va a tomarse toda la temporada para recuperarse, porque ése es su trabajo.
"Lo único que me puedo permitir considerar es en ponerme mejor, volverme más fuerte," dijo Bryant. "No puedo permitirme pensar de otro modo. Sólo puedo pensar en el siguiente paso. Hacer otra cosa sólo te distrae si te lo permites, si no te presionas todo lo que puedes. Pensar en sentarte, esto y lo otro, sólo es una motivación errónea. Me rehúso a pensar de ese modo."

Además de disentir con el opinador y leyenda lagunera, Kobe entre líneas criticó la actitud de, por ejemplo, el guardia estrella de los Chicago Bulls, Derrick Rose, que se tomó toda la temporada pasada para recuperarse de una lesión en la rodilla. En el caso de los Lakers, Kobe no sólo no puede permitirse eso por una cuestión de mentalidad competitiva sino porque el equipo no está en condiciones de darse ese lujo: sin Rose, los Bulls son un gran equipo lo mismo, mientras que sin Kobe (y los otros cuatro jugadores inactivos, claro) los Lakers están en el sótano de la División Pacífico con 15 victorias y 25 derrotas en lo que va de la temporada.
A pesar de esto, Bryant dijo que no tiene en cuenta el récord actual del equipo para determinar su vuelta a las canchas.

"No pienso en eso, hombre," dijo Kobe. "Mi trabajo es estar listo. Es mi trabajo estar en forma para hacer mi trabajo." 
De todos modos, el dos veces MVP de Las Finales admitió que es muy duro de ver al equipo en esta situación: "Es muy difícil, muy frustrante. Trato de separarme de eso tanto como puedo. Me siento como si fuera Bruce Banner en el medio de una pelea de bar, intentando no convertirme en Hulk. Eso es lo que siento cuando veo esos partidos. Mentalmente me voy a otra parte, pienso en que estoy recostado en una playa tomando sol."

Por último, Kobe dijo que sabe muy bien dónde está físicamente a sus 35 años después de haber jugado esos seis partidos de esta temporada.
"Sé donde estoy. Jugar esos partidos me ayudaron a identificarlo. Así que, en mi entrenamiento, sé exactamente qué ajustes hacer y cómo mi cuerpo se sintió y respondió."

En dichos seis encuentros, Bryant promedió 13.8 pts, 6.3 asists (récord de su carrera) y 4.3 rebs.

¿Qué te pareció?:

1 comentario :

  1. Bueno, ya sabemos que le pasa a Kobe por la cabeza cuando está con esa cara en el banquillo.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.