30/11/13


Los Lakers sobrevivieron a tres rachas perdedoras con déficit de más de siete pts, con un enorme 4to período, para llevarse una nueva victoria de visitantes y volver a casa con récord positivo tras superar a los Pistons en el mítico Palace of Auburn Hills.

Nuevamente el equipo de Mike D'Antoni padeció de la ofensiva en contragolpe del rival (25 pts de los Pistons salidos de contraataques) y fueron superados una vez más en los rebotes (55 a 44), algo que se agravó con la lesión que sufrió Jordan Hill en el 3er cuarto, un esguince de tobillo. Los laguneros llegaron a estar abajo por 10 pts en dos ocasiones, y a falta de 4 minutos para el final perdían por 8 pts. Sin embargo, liderados por Wesley Johnson y su mejor partido como un Laker (27 pts, 6 rebs, 2 asists y 3 tapas; 9/11 en TC y 6/7 en triples) y quizás el mejor de su carrera, se pudo remontar el déficit y llevarse una victoria no apta para cardíacos.

La banca totalizó 52 pts, comandada por Shawne Williams y sus 20 pts, 9 rebs, 3 asists y 2 robos. De los 14 triples que encestaron los Lakers, seis fueron de Williams, seis de Johnson y dos de Jordan Farmar (13 pts, 5 rebs y 3 asists en 24 minutos). Este trío, junto a Nick Young (12 pts) y Pau Gasol (13 pts, 12 rebs, 3 asists y 2 tapas) fue el que dio vuelta el marcador en los minutos finales. Young extrajo una falta ofensiva a Josh Smith (8 pts y 19 rebs) que fue determinante y aseguró el triunfo.
No obstante, los mismos Pistons se cavaron su propio pozo con una terrible noche con los tiros libres (13 de 25), incluyendo dos tiros libres consecutivos de Brandon Jennings (19 pts y 9 asists) tras haber extraído una falta de triple. Rodney Stuckey lideró a su equipo con 22 pts. 
Los de Maurice Cheeks nunca supieron como mantener el nivel para quedarse con la victoria, ni siquiera cuando los Lakers perdieron 17 veces la pelota y tenían solo un interno además de Gasol. Chris Kaman nuevamente no jugó por sus problemas de espalda, así como tampoco lo hizo Steve Nash. Ahora se suma Hill a la lista de lesionados, aunque su esguince no parece ser grave como para perderse la acción en el próximo encuentro.

Por primera vez, desde la victoria en el juego inaugural, los dirigidos de D'Antoni tienen récord positivo en la temporada, con 9-8. Cada vez se juega mejor, a pesar de cierta dificultad para mantenerse regulares todo el partido y alguna que otra debilidad que puede costar caro con un equipo en serio, como los rebotes, los puntos en la pintura (los Pistons arrollaron por 76 a 28 a los Lakers en la llave; una locura) y los contragolpes.
Por ahora, los laguneros vuelven a casa para recibir el domingo a los encendidísimos Portland Trail Blazers, que ganaron 9 de sus últimos 10 partidos. 

¿Qué te pareció?:

9 comentarios :

  1. Respecto al artículo hay un error porque no es la primera vez que estamos con record positivo, ya que se ganó el primer juego de la temporada y empezamos 1-0...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Uf, vaya partido. Lo vi en diferido sin saber los resultados y juro que no me podía creer que pudiéramos estar haciendo la goma (acercándonos y volviendo a dejarnos ir) todo el partido, en ocasiones con esas diferencias de 8-1 puntos y poder sacarlo al fina adelante.

    Los Pistons nos defendieron muy bien, cortándonos los pases y eso hizo que de las 4 armas ofensivas que parece tenemos (pick'n roll, puerta atrás, triple y contrataque), nos borraron las dos primeras. Estuvimos nefastos todo el partido con los pases al interior, por acierto de ellos en ocasiones y por defecto nuestro en otras. Nos salvó el movimiento exterior y el triple, que como ya sabemos es un arma de doble filo; de momento juega a nuestro favor; supongo que seguiremos los primeros en triples y porcentaje, o al menos arriba del todo.
    Es el momento de aplaudir a Wesley J. y a Williams, que fueron los que nos mantuvierpn en el partido. Sin ellos no hubiéramos tenido a Farmar y a Young al final (por cierto, hasta el último cuarto ambos estuvieron mal).
    Lo de la pintura es nefasto, pero también hay que decir que varios de los puntos de los Pistons. Pero Monroe y Drummond son demasiado para nosotros. Y si a eso le sumamos Josh Smith y las entradas de Jennings y Stuckey...

    En fin, un partido increíblemente ganado, más por tesón y coraje que por buen juego.

    ResponderEliminar
  3. Sobre los jugadores europeos que me preguntaron en otro hilo. Ranking no les sé hacer, pero les hago una valoración por encima ,de lo que les he visto. Está basado sobre todo en el último europeo o lo que les he visto a los que han jugado en España, porque Euroliga a penas la sigo:

    Marc Gasol, ya saben cómo es: aceptable en ataque, muy bueno en defensa y en pase.
    Valanciunas, lituano, me decepciona. Esperaba muchísimo más de él. Gran cuerpo que le haría estar llamado a ser uno de los grandes pivots europeo. Sin embargo creo que ha cometido el error de irse a la NBA antes de tiempo. Creo que hay que forjarse primero en fundamentos y en experiencia y minutos en Europa antes de dar el salto. En su selección tampoco es el gran baluarte que debería ser.
    El domingo nos enfrentamos a Freeland. Un muy buen pivot (tnato de 5 como de 4). Ha jugado mucho en España. Nos va a dar muchos problemas, porque va a rebotear, va a tirar y tiene mucho oficio, se las sabe todas.
    Teletovic, ya lo comenté. Aquí en Nets no está aprovechado porque, si bien en la distancia FIBA de tres era muy bueno (de hecho no era raro que los tirara con distancia NBA) también era excelente en el pick'n rol y en la pintura como 3-4. Las lesiones de Nets le ayudarán a rodarse, pero ya digo, no es un jugador de rol. Puede dar mucho más.
    Omer Asik: era un patoso en Turquía y con su selección y lo sigue siendo. Me ponen muy nervioso los pivots con buenas condiciones físicas y poco espíritu. Yo es que a penas medía 1,68 y era el pivot enano con mejores movimientos en la pintura de mi colegio :-D:-D
    Víctor Claver: no váis a ver jugador blanco más atlético, más alto y bien coordinado, con mejores condiciones y que vaya a llegar menos lejos. La eterna esperanza, la eterna decepción. No va a pasar de ser jugador defensivo. Su ansia de querer hacer las cosas bien en ataque es tan grande como su mala suerte. Estos últimos veranos con la selección española parecía que iba a ser su año. No lo fue.
    Goran Dragic: tremendamente egoísta pero tremendamente efectivo, muy hábil, despiadado (un carácter lamentable). Anotador y asistente. Un líder.
    Pekovic: un pivot con un par de huevos. Un auténtico estibador de muelles pero que puede correr el contrataque. Chocar con él debe ser realmente doloroso, intentar moverlo, una proeza. Excelentes movimientos en la zona, muy bueno en el pick'n roll. Sabe para qué sirve la tabla (a diferencia de Howard). Para mí es el auténtico pivot de los de antes.
    Nando de Colo. Aún aprendiendo. Da la sensación de que va a ser gris y discreto y de que no va a hacerse notar demasiado (no le he visto en las estadísticas; lo mismo estoy diciendo una estupidez y lo está rachando en los Spurs). En España no lo hizo mal, pero lo dicho, creo que es gris.
    Vucevic no lo he visto.
    Kalates y Korfu de Memphis. No los he visto jugar. Kalates tiene fama. Me da la sensación de que va a dar que hablar un poco más.
    Boris Diaw: a mí me parece un buen ala-pivot. Fuerte, con movimientos y buena mano.
    Alguno me dejo por ahí, que ahora no recuerdo.

    Y por supuesto, Nowitzki, Parker, Gasol...

    En cualquier caso, puestos a hacer ranking, yo diría que:
    Pekovic, Dragic, Marc Gasol.

    ResponderEliminar
  4. Respecto a Nikola Mirotic, actualmente juega en el Real Madrid (desde hace varias temporadas). Está como el jugador mejor valorado de la Liga española y de Euroliga. El año pasado fue MVP de la liga española (para mí discutido, pero eso es otra historia). Mide dos y pico pero puede jugar perfectamente desde fuera, con biuen tiro de tres FIBA (aunque es muy lento en armar el brazo y si no tiene ese segundo y pico para prepararlo no confía en su tiro y lo descarta). Entra bien, puede jugar interior, rebotea, es inteligente y es de los Balcanes. Toda la ecuación da un grandísimo jugador. Ha progresado en estos años. Como defectos diré que me da la sensación de ser un poco vaguete en defensa, hay que estar detrás de él azuzándolo y también (eso es muy personal) que en ocasiones está desaparecido y se encuentra mejor cuando el equipo está ganando que cuando la cosa está dura. Esto es una apreciación personal, desconozco una estadística de puntos con partidos igualados frente a puntos cuando se gana de 20. Este año en liga y Euroliga, salvo cuatro partidos, el resto el Madrid los ha ganado por más de 20 puntos (para mi alegría). En fin, es un grandísimo jugador y veremos si su físico se adapta a la NBA.

    ResponderEliminar
  5. Caray, parece que sé algo de baloncesto..... Pero es mentira, es sobre todo intuición. ;-);-)

    ResponderEliminar
  6. Cuando manden a D'antoni, a terminar el curso de defensa, seguro que solucionamos la mayoria de los problemas.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Freddy, arreglado!

    Nachoga, dos cosas:
    1) Capaz implementamos el término "haciendo la goma", porque nos pareció pintoresco jaja
    2) Te escribiste la vida haciendo off-topic. Solo no lo elimino por el esmero para el análisis ;)

    Abrazo para todos!
    GO LAKERS!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Pablo, disculpa. Ya sé que era muy largo y como dicen acá "mear fuera del tiesto", pero era respondiendo a una petición. Lo siento mucho. Pero espero que sea un poco útil, porque a fin de cuentas nos enfrentaremos a ellos.

    Lo de la goma (elástico, para entendernos) no me lo inventé yo. Lo oí hace poco a comentaristas de la tele de aquí, y es bastante gráfico. Un equipo estira un poco el marcador y el otro le alcanza y así están todo el partido.

    Una cosa que me fijé en uno de los contrataques de Pistons: La posición de Meeks y Wesley los dos completamente abiertos en las esquinas uno a cada lado, hizo que en el momento en que Gasol erró un pasé interior desde el poste alto a Hill que estaba en el bajo, sólo Blake pudo hacer el balance defensivo contra 4 pistones. Esa posición de los dos alas nos deja completamente vendidos en caso de fallar la jugada los interiores, un mal pase o un rebote de un potencial tiro de tres desde la esquina. En este caso el mal balance defensivo no esta motivado por edad, falta de atleticidad o desgana, si no por un planteamiento de ataque arriesgado.

    ResponderEliminar
  9. Se vio muy bien al equipo en el último cuarto. Hubo un momento en que Gasol atrapo hasta dos o tres rebotes ofensivos consecutivos en el último cuarto y al final se pudo anotar, esa es una muestra de la intensidad con que jugaron en el último cuarto. Ganar cuando los Pistons arrollaron por 76 a 28 a los Lakers en la llave es algo que agradecer al cielo.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.