16/11/13

En un partido vibrante, los Lakers cayeron ante los Grizzlies tras dar pelea hasta último momento con un juego decente y mucha más garra que en las anteriores derrotas de este año. 22 cambios de líder en el marcador, 14 posesiones empatadas y muchas grandes jugadas dieron como resultado el mejor partido de la temporada lagunero hasta ahora.

Los subcampeones del Oeste, que no están pasando por un buen momento en su campaña con nuevo coach David Joerger, lograron retener el triunfo tras un final lleno de adrenalina, que tuvo nuevamente a Steve Blake (9 pts, 7 rebs y 10 asists) con la posibilidad de un tiro ganador, pero no se dio. Nick Young (18 pts, 7/14 en TC) también tuvo tres tiros libres finales, de los cuales el último decidió fallar como estrategia para retomar la posesión, pero los Grizzlies, redondeando su poderío rebotero en la noche (ganaron 50 a 41 en ese apartado), se aseguraron la pelota y con ello su cuarta victoria de la temporada, y la séptima derrota de los de Mike D'Antoni.

Jodie Meeks fue el máximo anotador de los Lakers, con 25 pts (10/16 en TC, 5/9 en triples), en su tercer partido consecutivo como titular tras la ausencia de Steve Nash (dos semanas ausente por lesión en la espalda). Pau Gasol, por su parte, tuvo otro doble-doble con 10 pts y 13 rebs, aunque no fue suficiente para detener a su hermano menor, Marc Gasol, quien registró casi un triple-doble con 18 pts, 8 rebs y 8 asists.
Sin embargo, el héroe de Memphis en la noche del viernes fue Zach Randolph, máximo anotador del partido con 28 pts, encestando 11/18 en TC y bajando además 11 rebs. A 16.4 segundos de que finalice el juego, Randolph encestó un tiro en penetración contra Jordan Hill (12 pts, 5 rebs y 3 tapas) que le aseguró la victoria a los suyos.

De esta manera, los Lakers siguen sin encontrar el rumbo, a pesar de que en este encuentro mejoraron notablemente en el apartado defensivo, con un buen cuidado de la zona pintada (a pesar de haber perdido 44 a 36), forzando pérdidas (9) al rival aprovechándolas en pts en contragolpe (8 en total). No es mucho, pero es un progreso respecto a la nada misma a la que estaba jugando el conjunto de D'Antoni, que al menos cayó de pie, como no pasaba desde la derrota ante los Spurs a principios de mes. 

¿Qué te pareció?:

1 comentario :

  1. No pudimos coger rebotes ofensivos, y el combinado Marc Gasol-Randolph e el mejor juego interior de la liga, tanto en lo ofensivo como defensivo.
    Me gustó el partido y cómo jugamos. Lástima.

    Meeks y Blake me siguen sorprendiendo gratamente. Y Meeks tuvo enfrente un gran defensor.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.