25/10/13

Esta mañana falleció una gloria para los Lakers en la década del 70, Bill Sharman, coach que guió a la franquicia a su primer campeonato en Los Angeles en 1972, la misma campaña en que se logró el histórico y hasta ahora inigualable récord deportivo de 33 victorias consecutivas.
Esa temporada también ganó el premio al Coach del Año.

Sharman es un caso curioso en la historia de la NBA, porque es uno de los pocos jugadores, sino el único, que logró ser una leyenda tanto en los Lakers como en los Celtics, ya que en su etapa como jugador conquistó 4 títulos con Boston entre el 57 y el 61, formando una imparable dupla perimetral con el gran Bob Cousy.
Con los Celtics, Sharman participó en 8 All-Star Games, logrando el MVP de este juego en 1955. 
Sharman además integra el equipo de los 50 mejores jugadores de la historia del baloncesto. 

Tras un campeonato en la ABA con los Utah Stars, William Walton -más conocido entre sus allegados como "Bill"- Sharman arribó a los Lakers en una polémica judicial por abandonar el contrato con los Stars para poder dirigir a los laguneros. Allí, guió a los titanes Wilt Chamberlain y Jerry West a un récord de temporada de 69 victorias y 13 derrotas, incluyendo la ya nombrada racha memorable de 33 triunfos consecutivos. En Las Finales ante los New York Knicks, logró el primer título en una década para la franquicia angelina, y su primera en tierras californianas tras la mudanza desde Minneapolis.
En L.A. dirigió hasta 1976.

En 1976 entró al Salón de la Fama como jugador, y en el 2004 lo introdujeron nuevamente como coach. Es uno de los tres únicos jugadores con este logro en la historia.

Sharman es el hombre que inventó los shootarounds para los partidos, que consiste en una ronda de tiros de pre-calentamiento, y reconocimiento de la cancha, antes del juego de la fecha entre ambos equipos. La anécdota es que cuando dirigía a Chamberlain siempre tenía que ir a despertarlo directamente de la cama para obligarlo a cumplir con esta tarea, siendo el extravagante centro y los Lakers el primer conjunto que practicó esta disciplina, hoy común en toda la liga y en el mundo entero. 

La mañana del viernes, su esposa Joyce Sharman informó que, a los 87 años, el mítico jugador y coach falleció en su residencia en Redondo Beach luego de sufrir un derrame cerebral el pasado sábado.

Lo recordamos como la gloria que fue, por su contribución no sólo a los Lakers (y, sí, nos guste o no, a los Celtics), sino a toda la NBA y el baloncesto en general. 

Hasta siempre, Bill, y gracias por todo. 


¿Qué te pareció?:

1 comentario :

Cualquier comentario ofensivo hacia otro usuario, será inmediatamente borrado, así como también aquel que desvirtúe el contenido del artículo.