27/9/16


 El general manager de los Lakers, Mitch Kupchak, brindó una conferencia de prensa este martes, el día en que el equipo tuvo su primera práctica oficial de cara a la temporada regular 2016-17. Allí, el GM se refirió a los más jóvenes y las expectativas que tiene sobre el plantel.

"Quiero que este grupo muestre una gran química y, conforme avance la temporada, muestre mejoras y mejoras", dijo Kupchak. "Y no sólo que se diviertan jugando sino que sean divertidos de ver", agregó.

Mucho se preguntó a jugadores y miembros del cuerpo técnico cuántas victorias creen que podrá conseguir el equipo a comparación de la temporada pasada, donde sólo fueron 17, el peor registro en la historia de la franquicia.

"Tienen que ser más de 17 victorias", escupió entre risas el GM de los Lakers. "Y no me refiero a una o dos victorias más. Quiero que este año mostremos progresos", afirmó.

En este sentido, Kupchak se refirió al prometedor grupo de jóvenes de los laguneros, quienes representan, según él, "un comienzo emocionante" para toda la franquicia.

Sobre Brandon Ingram, no quiso meterse en el debate sobre si debe ser titular o suplente, ya que eso "dependerá de Luke (Walton)", pero sí tiene en claro que "como es el pick N° 2 del Draft, debería jugar bien".

"Creo que será una temporada larga para un jugador joven que tiene que fortalecerse y mostrar que puede jugar 82 partidos", opinó Kupchak sobre Ingram.

Siguiendo la misma línea habló sobre D'Angelo Russell, que para muchos tendrá un año de destape ya sin la opresión del coach Byron Scott y en un sistema que lo favorece, como es el de Walton.

"Dependerá de él", observó el GM respecto a Russell. "El año pasado tuvo momentos brillantes y momentos que mostraron claramente que era un jugador de 19 años jugando por primera vez en la NBA. Este verano, que fue muy largo, él estuvo en el gimnasio todos los días, y pareció haber entendido lo que fue el primer año, y ahora entiende la NBA. Creo que tendrá un muy buen año", agregó.

Por último, Kupchak fue consultado acerca de la fecha límite que se había impuesto el dueño del equipo, Jim Buss, que de cumplirla, dejaría la dirección del equipo si no alcanza las Finales del Oeste en Playoffs este año.

"En verdad, no estoy en posición para debatir estas cosas", confesó el GM. "Desde mi punto de vista, hemos creado un plantel que tiene un gran talento joven, que puede convertirse en algo muy bueno", concluyó.


 Este martes, los Lakers volvieron a entrenar luego de una larga temporada baja y con muchas caras nuevas. La primera práctica oficial de cara a la temporada regular 2016-17 se llevó a cabo en Santa Barbara, y según el coach Luke Walton, "el 80% se trató de defensa".

En este sentido, Walton destacó la labor del rookie, Brandon Ingram, el primer día: "Los fundamentos defensivos que estábamos enseñando, se vio genial allí", dijo el ex asistente de los Golden State Warriors. "Cuando lo miras de cerca, como hacen los entrenadores, te alegras mucho al pensar en lo bien que jugó hoy", agregó sobre el pick N° 2 del Draft 2016.

A pesar de haber sido la primera práctica, el staff técnico decidió empezar por donde más sangra el equipo: la defensa. Lejos quedaron los entrenamientos severos de tipo militar de Byron Scott, pero Walton y compañía saben que es un aspecto que los jóvenes deben tomar como prioridad desde el comienzo si quieren revertir la situación actual de la franquicia.

"Todos fuimos terribles en defensa el año pasado. Yo apesté en defensa el año pasado", reconoció Jordan Clarkson, que jugará su tercera temporada con los Lakers este año.

También es cierto que este año hay nuevas piezas para mejorar el costado defensivo, como el caso de Timofey Mozgov en la pintura. Al respecto, Larry Nance Jr. le dijo a la prensa que cree que la presencia del centro ruso ayudará mucho al crecimiento del rookie, Ivica Zubac, de quien se espera que desarrolle un componente defensivo muy completo.

Por otra parte, el coach Walton también tuvo elogios para la primera práctica del forward, Julius Randle: "Estuvo fenomenal hoy", opinó Luke. "La manera que corrió la cancha fue increíble", concluyó.

Este martes comenzó el training camp tan esperado por el equipo y, por qué no, por los aficionados también. En una semana es el debut en la pre-temporada frente a los Sacramento Kings, la temporada regular se avecina y los jóvenes son el centro de atención en esta era post-Kobe Bryant que encara la franquicia lagunera.

"Hay una vibra diferente ahora", dijo D'Angelo Russell. "Hay muchos tipos jóvenes. Ya no se trata todo sobre Kobe", agregó.

26/9/16


 Eran cerca de las 11 am en El Segundo cuando apareció el plantel completo de la temporada 2016-17 de los Lakers, cada uno con sus uniformes púrpura y dorado, listo para el Media Day. La prensa se agolpaba para tener las notas primero y los organizadores llevaban de paseo a los jugadores entre fotos y entrevistas.

No fue cualquier Media Day para los Lakers, eso es seguro. No sólo por ser el primero de jóvenes proyectos como Brandon Ingram o Ivica Zubac, sino porque fue el primero en 20 años sin Kobe Bryant.

"Se siente que falta algo aquí", le dijo Jordan Clarkson a James Worthy y Chris McGee, de la flamante cadena Spectrum SportsNet. "Pero al final del día es mejor para nosotros. Es bueno para nuestro grupo joven, estoy emocionado", concluyó el guardia.

A pesar de no contar con la misma cantidad de cámaras y periodistas que convocaba la figura de Bryant, había muy buen humor en el complejo de entrenamientos del equipo. Para los más jóvenes, mucha ansiedad.


"No creo que haya una palabra justa para describir lo ansioso que estoy", confesó D'Angelo Russell respecto al comienzo del training camp. "Anoche no pude dormir. Se siente como si fuera el primer día de escuela", agregó.

Con o sin Kobe, la esencia de la histórica franquicia estaba en el aire, nada más que ahora se siente fresca y renovada. Algo parecido encarna el pick N° 2 del Draft 2016, Ingram, que remarcó la importancia de ver las banderas, los campeonatos y los jugadores históricos. "Voy a ser el tipo que más trabaje en la cancha. Un tipo que haga lo que el coach le pida que haga, el trabajo sucio. Voy a intentar ser el mejor jugador dentro y fuera de la cancha", advirtió el rookie de 19 años.

A lo largo de la jornada con la prensa, se pudo ver como los más jóvenes están listos para afrontar el desafío de la era post-Kobe en Lakerlandia, así como para tomar el liderazgo rápidamente. Tal es el caso de Julius Randle, que entrando a su tercera temporada en la liga, se ve como uno de los líderes del equipo junto a Russell.

"Somos un equipo joven, hambriento, enérgico. Es un comienzo fresco. Todos queremos jugar para el otro", afirmó Randle.


Pero no todo se trató de los jóvenes en la mañana-siesta de Los Angeles este lunes. La presencia de los veteranos adquiridos durante la temporada baja también formaba parte del aire fresco que se sentía en El Segundo. Luol Deng, Timofey Mozgov, José Calderón y Yi Jianlian son algunas de las caras nuevas que se destacan por sobre los jóvenes.

Deng reflejó el temple y la seriedad de un veterano en sus respuestas, cualidades que seguramente buscaba la gerencia cuando fue por él en la agencia libre. Mozgov se mostró como una suerte de robot: voz gruesa, frases cortas y palabras justas, todo en un inglés rústico. 

Por otra parte, Lou Williams, que jugará su segunda temporada con los Lakers, opinó que Russell y Clarkson son las estrellas del equipo, mientras que Nick Young, cuya continuidad con el equipo fue puesta en duda en muchas ocasiones a lo largo del verano norteamericano, aseguró que sus problemas con D-Loading ya quedaron atrás.


Russell, por su lado, también confirmó que han superado los problemas con Young: "Él es mi compañero, así que reparar una relación es lo mejor que podemos hacer para el bien del equipo. Fuera de la cancha no tenemos que ser amigos. Yo lo superé, si él lo hizo, mejor", dijo el base, ex Ohio State, que parece tener presente que si quiere liderar al equipo, es esta la clase de decisiones que debe tomar.

"El año pasado pensé que estaba listo cuando me dieron la titularidad, y en realidad no tuve que trabajar para ganármelo", reflexionó Russell. "Competir cada noche. Un paso a la vez. Relajarme. Entender que aquí es donde pertenezco", concluyó.

Los jóvenes se ven dispuestos a tomar el liderazgo de los Lakers, pero saben que es una presión extra que pesa sobre ellos. "Soy joven, tengo que aprender rápido y ayudar a estos muchachos a llegar rápido", opinó Clarkson, que destacó la importancia de los veteranos en el equipo y del nuevo coach Luke Walton para acelerar el proceso.

Para Walton también fue el primer Media Day, pero en su lugar como entrenador en jefe. Como todos, se mostró "preparado" y ansioso por "aprender". 


"Nos encanta nuestro grupo de jóvenes, tienen mucho potencial y estamos muy entusiasmados por ellos", dijo el coach Luke. "Pero esta es una liga que hace crecer a los hombres: tienes que pasar por los tiempos duros, tienes que cometer errores para saber en qué mejorar luego. Por eso es importante que hayamos incorporado a los veteranos que ya han vivido muchas cosas en otros equipos", agregó.

Al igual que Williams y Randle, Walton se refirió al liderazgo de Russell, y destacó la importancia de la relación entre el coach y el base en un equipo, una de las fórmula del éxito en Golden State con Steve Kerr y Stephen Curry.

"Es el líder natural, es el tipo que lleva el balón en sus manos y canta las jugadas", opinó Walton acerca de la posición de base. "Entonces es importante que el base y el coach estén en la misma página. Para mí, el base debe ser una extensión del entrenador", manifestó.

Walton también aclaró sus recientes dichos acerca del rol de Brandon Ingram en el equipo, al menos durante el training camp. El coach lagunero aseguró que "si él es el mejor jugador del equipo, él va a ser el titular".

Sin embargo, Ingram no se mostró preocupado. "No creo que importe mucho. Sé que en algún momento seré el titular. Haré todo lo que me pida el coach y trabajaré en un ambiente competitivo con el resto del equipo", dijo el joven forward.

Por otra parte, Clarkson y Randle tuvieron elogios para su nuevo entrenador. "Él cambió la vibra aquí, hizo que el juego se vuelva divertido. Nos está enseñando mucho", manifestó Clarkson, mientras que Randle remarcó que Luke "quiere verte tener éxito todos los días."


En líneas generales, fue un día muy distendido y de muy buen humor entre los protagonistas. Incluso entre el staff técnico. Larry Nance Jr. y Anthony Brown se tomaban fotos para sus cuentas de Instagram, Metta World Peace se comparó con un león y sostuvo que si éstos hablaran, le dirían "respeto, Metta", y Randle le hacía caras a Walton mientras hablaba en televisión.

De todas los momentos agradables que sucedieron el día de hoy en El Segundo, la foto de D'Angelo Russell, Jordan Clarkson, Brandon Ingram y Luke Walton, que era un sueño hasta hace unos meses, hoy fue realidad. Mañana será el primer entrenamiento oficial del equipo de cara a la pre-temporada y los aires nuevos ya se sienten en la franquicia.



21/9/16


Tal y como sucedió el año pasado, cuando fichó para un regreso con los Lakers a días del training camp, los Lakers llegaron a un acuerdo con Metta World Peace para otro año de contrato no-garantizado, según reportó Shams Charania de The Vertical. 

El año pasado, Metta le quitó el puesto a jóvenes como Jabari Brown o Robert Upshaw, para una temporada en la que su aporte estuvo meramente en el vestuario, con un promedio de 5 pts, 2.5 rebs y 0.6 robos en 17 minutos. 

A sus 36 años, World Peace intentará lograr la misma proeza, aunque esta vez tendría como coach a un compañero de campeonato en el 2010 y otras caras conocidas en el staff técnico. Por lo pronto, esperemos que sea solo una adición para la pre-temporada.

17/9/16


Ya quedan pocas semanas para el comienzo del training camp, y los Lakers ya están en El Segundo preparándose para la pre-temporada de forma no oficial. Al mando de esta nueva batuta estará el flamante coach Luke Walton, quien tendrá que balancear un plantel lleno de jóvenes con mucho potencial pero poca experiencia juntos, y un núcleo de veteranos que bien podría pelearles el puesto a las promesas a futuro. 

Tal es el caso del rookie Brandon Ingram, pick #2 del más reciente Draft, quien muchos esperan que sea la cara de la franquicia junto a D'Angelo Russell -el pick #2 del año pasado- así como también Julius Randle y Jordan Clarkson. Estos tres últimos ya tienen su lugar en el cuadro titular asegurado, pero el alero de 19 años todavía no jugó un solo minuto oficial en la NBA y, según su coach, tiene que ganarse el puesto. 

"No vamos a arrojarlo a la titularidad de inmediato," anticipó Walton en una entrevista con el L.A. Daily News, y se explayó argumentando: "Desarrollas a los jugadores jóvenes al recompensarlos cuando juegan bien. Si quedan diez partidos para el final de la temporada y estamos afuera de los Playoffs, y tenemos veteranos que han jugando muchos minutos, quizás pones a todos los jóvenes a que terminen la temporada. Pero cuando atraviesas la temporada, no le haces un favor a nadie al poner a los jóvenes para que jueguen si no están jugando bien." 

Estas palabras guardan cierta semejanza con la filosofía del ex coach Byron Scott, con la diferencia de que Walton no ha hecho más que elogiar el esfuerzo y la labor de los jóvenes desde su llegada, en especial de Russell. 


"Él está listo para dar el siguiente paso para ser un líder," dijo Walton sobre el base angelino, que promedió 21.8 pts, 6.3 rebs, 4 asists y 47% en TC en la Summer League. "Todavía le queda mucho crecimiento, pero ya me ha mostrado que quiere tres cosas: grandeza, ganar y liderar. Eso es lo que quiero de un base armador."

Asimismo, Walton elogió los progresos de Randle y Larry Nance Jr., y mostró optimismo sobre la posibilidad de que Clarkson sea un defensor elite. También contó que el rookie Ivica Zubac desarrolló un 'sky-hook', que Anthony Brown gana todos los concursos de triple en las prácticas, que Nick Young (a quien los Lakers no cortaron y le garantizaron el contrato hace una semana) perdió 9 kg y que Lou Williams ha demostrado presencia en el armado de jugadas.

El camino será largo y obstaculizado, pero a diferencia de su predecesor, Luke sabe lo que quiere de estos Lakers y sabe cómo definir una buena temporada. 

"¿Competimos? ¿Jugamos para nosotros? ¿Somos altruistas? ¿La pelota se mueve? Si sentimos que estamos jugando con esas intenciones y ese esfuerzo, esa es una temporada exitosa," sostuvo el que será el coach más joven de la historia de la franquiica, con 36 años de edad. 

"Habrá adversidad y tiempos duros. La gente se pondrá mal por derrotas y tiempo de juego, por lo que se irá poniendo más dificultoso," agregó. "Pero lo único que puedo decir es lo que vi hasta ahora con los que estuvieron aquí. Han sido fenomenales. Se han dejado dirigir. Han sido trabajadores duros. Desde la perspectiva de un entrenador, no queda más que seguir enseñando, ser paciente y no exagerar respecto a las victorias y derrotas."

Todo dicho. Manos a la obra.